Los sumilleres de Gallaecia distinguen a los mejores de 2012

CATA GALLAECIA01

La Asociación de Sumilleres de Galicia, creada en 1997, es un colectivo sin ánimo de lucro que cuenta hoy en día con más de un centenar de socios repartidos por las cuatro provincias gallegas

La provincia de  A Coruña acogió este año la deliberación del jurado de la duodécima edición de las Distinciones Gallaecia. En esta ocasión, la reunión tuvo lugar en la casa de turismo rural Entre Os Ríos, en A Pobra do Caramiñal, que cuenta también con bodega propia.

Entre cata y cata, los miembros del jurado tuvieron la oportunidad de dar un paseo en barco por la Ría de Arousa y contemplar de cerca la recogida de mejillón en las bateas, así como la descarga del molusco en el puerto de Cabo de Cruz. Allí, en la dársena, fueron recibidos por el bodeguero Antonio Saborido, que hizo de anfitrión de los participantes.   En las jornadas de trabajo, que dieron lugar posteriormente a las distinciones 2012,  participaron este año  como catadores y colaboradores Alejandro López (sumiller Servino), Pedro Sestayo (docente), Aurelio Vázquez (Casa Aurelio), la enóloga Iria Otero, la sumiller Federica Salvador, José Angel Lamas de la distribuidora Porta Pequena, Iván Vázquez y Felicísimo Pereira, enólogos, así como Mercedes González y Luis Paadín, presidenta y vicepresidente de Gallaecia.

La Asociación de Sumilleres de Galicia, Gallaecia, nació por la inquietud de una serie de profesionales que se plantearon la necesidad de dar un cambio profundo en el tratamiento de los vinos por parte del sector de la restauración. Del vino, pero también de las excelentes aguas minerales gallegas y de los espirituosos, los afamados Orujos de Galicia.

CATA GALLAECIA02

En noviembre de 1997 se inició la formación oficial de este colectivo con un reducido grupo de profesionales que hoy en día se han convertido en más de un centenar, repartidos por las cuatro provincias gallegas. Gallaecia tiene como principales objetivos, la formación, dignificación de la profesión de sumiller y la defensa de productos respaldados por un sello de calidad que garantice su origen. Por ello, el colectivo trabaja en estrecha colaboración con los Consellos Reguladores.

De hecho, entre los fines de Gallaecia se encuentran: defender una ética profesional que les comprometa a no engañar la buena fe de sus clientes  con productos de falsa Denominación de Origen o faltos de calidad, así como fomentar el consumo responsable de los mismos; apoyar los productos de calidad que se encuentren en la línea de su código ético, y desarrollar un espíritu de colaboración y solidaridad en defensa de la actividad de sumiller y sus intereses profesionales, entre otros.

premiosgallaecia

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.