Algunos de nuestros restauradores de suelos: biodinámicos (I)

2mercedesgonzales02Antes de mostrarnos reticentes yo les invito a que se hagan una pregunta, ¿qué es lo peor que nos puede pasar con el consumo y elaboración de un vino biodinámico?

Como lo desconocido se teme o se obvia,  qué mejor que evitar que se demonice el tema y por ello mis preguntas a algunos de nuestros viticultores que están dedicándose a ello en cuerpo y alma. Las preguntas, en general, fueron encaminadas a la consideración que tienen algunos del tema como una moda, al hecho de que los vinos se encarezcan un poco, a la repercusión a nivel europeo, nacional y gallego, a tratar de explicar lo intangible, es decir, influencias planetarias, nódulos lunares y días fruta, raíz, etc  a la hora de la cata  Cómo explicarles día fruto, flor, hoja, raíz…, por ejemplo , ¿cómo un día raíz que potencia esa tanicidad y en que los aromas frutales parecen desaparecer? Y cómo explicar esos “nódulos lunares” desaconsejables para cata y actividad agrícola. Suena esotérico. Para mí, la mejor forma de explicarlo es haciéndoles consultar el calendario y probar el mismo vino en esos distintos días. Dame tus ideas y como no a la interpretación de un buen vino. La conclusión ha sido muy clara, aquí hay mucha pasión, la misma con la que yo disfrutaré sus vinos.

Para Iago Garrido es un modo sencillo de entender la viticultura y una apuesta por reencontrarse con la naturaleza, conocimiento íntimo del terruño. En absoluto una moda, ya que data de 1924… Hay granjas biodinámicas que llevan funcionando decenas de años por toda Europa, y la gente que habla de modas es porque no se molestó en informarse sobre su historia y sus fundamentos. Otro tema es que ciertas bodegas quieran utilizar la biodinámica como estrategia de marketing y venderse como tal.

Pero la agricultura biodinámica nos aporta una serie de herramientas excepcionales con las que podemos jugar, y que ofrecen unos resultados que a veces asustan. Es cuestión de cada viticultor utilizarlas de modo que le pidan sus tierras; pero claro, para eso hay que estar todos los días en la viña y escucharla.

Es cierto que bodegas de zonas de gran  tradición vitícola como Georgia, Francia, Italia, Alemania o Portugal han tomado conciencia de que los agroquímicos están perdiendo originalidad en sus vinos, y comprobando que siguiendo los métodos biodinámicos pueden volver a expresar sus terruños; ya que es el único modo de competir contra las grandes plantaciones de los nuevos países productores.

En España hay referencias muy notables que trabajan en biodinámica, y en Galicia pienso que está puesta la semilla y que cada vez más productores se irán reconvirtiendo. No pienso que precisemos de una figura mediática; la labor de los pequeños será la que consiga el respeto del consumidor.

Para aquellos que tienen cierta conciencia ecológica e inquietud sobre el comportamento de las plantas en función de los cosmos les recomiendo que pregunten por el calendario de María Thun, y que hagan sus  propios experimentos como ella hizo durante decenas de años con total rigor científico. – Un vino por ser biodinámico no tiene porqué ser un gran vino; ni siquiera un buen vino pero desde mi opinión la agricultura biodinámica es el mejor camino para hacer vinos que expresen de donde vienen, vinos con vida, que es el camino para llegar a hacer grandes vinos.

Cuanto más abajo se está dentro de la escala evolutiva: humanos, animales, vegetales, mayor es la influencia que el sol y los planetas ejercen. El calendario de María Thun explica claramente cuáles son estas influencias.

Y el vino, como elemento vivo, también recibe estos impulsos. Está claro que esto no se aprecia de igual modo en los vinos convencionales, pero en los biodinámicos, que son vinos con gran fuerza vital, la influencia es claramente notable en la cata en función del día que escojamos para la misma.

Vinos que expresan de donde vienen, francos, sinceros, imperfectos, incluso con defectos; pero no importa, porque tienen algo que no sabemos lo que es pero que nos sorprenden, que casi nos hace llorar. Son vinos con astralidad, con alma… Esos son los vinos que me gustan.

Esperamos ansiosos el primer vino biodinámico de Iago Garrido.

En el Ribeiro nos encontramos metidos “hasta los cuernos” y nunca mejor dicho  y ya con algunos años de experiencia a las espaldas con Bernardo Estévez y Xosé Lois Sebio, éste último protagonista de la segunda parte de este artículo .

Bernardo Estévez nos recuerda que normalmente las modas se adoptan porque  son sencillas, no te obligan a nada, pones esta ropa, este corte de pelo, comes light, y cuando te aburres, cambias de moda. El trabajar en el medio natural y con el medio natural es la forma que tu interpretes esta relación, nunca se debería regir por modas, aunque realmente si influyen ciertas modas y tendencias direccionadas casi siempre por intereses comerciales.

Los viticultores que en un momento de su vida deciden utilizar los conocimientos y preparados da Biodinámica , regir a su relación con la Natureza con las reglas que la misma Naturaleza pone, adoptar la Agricultura Natural como base filosófica de vida, no están alimentando caprichos, modas o intereses comerciales, están alimentando las necesidades que tienen de saber más del medio del que forman pequeña parte, de conocer la fragilidad del Medio Natural para en el día a día respetar al máximo los procesos de vida de las plantas, insectos , microbiología….Los insectos , plantas, animales ,el suelo , estaban ahí  antes de que tu nacieras, antes de que tu plantases cepas e hicieras vino, asumir que no tienes ningún derecho a despojar a esos habitantes de su medio, te hace parte integrante y participe de la Naturaleza, y ellos estarán en su lugar y tú también , y harás vino, vino de la tierra de “terroir”, y tus hijos han de respetar la Natureza, y también harán vinos de la tierra, de “terroir”  y esto no es ninguna moda, es una necesidad vital.

No en todos los países la Biodinamica se ve como una pequeña revolución para la viticultura y como un pequeño avance cara a la elaboración de vinos más respetuosos con la naturaleza y fieles al territorio .Francia, Alemania son los países donde más viticultores trabajan utilizando a Biodinamica como eje central de su viticultura .En España y Portugal su implantación es todavía pequeña , pero con gran aceptación en muchas zonas vitícolas de Cataluña, Rioja y también, en claro ascenso, el número de viticultores que en Galicia trabajan con la Biodinámica. Esos pequeños viticultores, sus experiencias, sus vinos son la mejor garantía de que las viñas están en buenas manos y eso poco a poco tendrá su reconocimiento.

Las uvas de viñas que se trabajan en agricultura Biodinámica, son por definición uvas que deben reflejar en los vinos el sitio de donde fueron vendimiadas. No tenemos ningún tipo de interferencia de fitosanitarios que se introducen en torrente de savia de la vid y produzcan modificaciones en sus condiciones naturales como fruto, los abonados da las viñas son nulos o muy escasos con lo que el rendimiento de las cepas es simplemente lo que el equilibrio entre suelo y planta determine. El desarrollo dela vid desde su brotación hasta la vendimia es mínimamente  tutorado para no interferir en los ciclos de desarrollo natural de la planta y para que, así, la maduración de la uva sea lenta y progresiva. Uvas más resistentes naturalmente, vinos más resistentes al paso del tiempo, mucho más estructurados, dotados de matices únicos cogidos de su parcela única, vinos que gustan en la primera copa, y maravillan en las últimas.

No es fácil en un vino embotellado y estandarizado notar cambios por ejemplo entre la cata en Luna Ascendente y descendiente, pero si es mucho más fácil notar cambios muy bruscos en vinos que están todavía en barricas ,en procesos de crianza de envejecimiento  Mi bodega esta debajo de mi casa , cato los vinos casi todos los días para aprender, y según va pasando el tiempo estos cambios son más ligeros , pero es 3 ó 4 años después cuando se evidencia una mayor expresividad dependiendo cuando bebamos el vino.. Si se quiere profundizar en esto lo mejor es comprar un calendario lunar, catar y apuntar.  Os invitó a que probéis el Issué y Mai , son los vinos de Bernardo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.