La vendimia en Galicia se hizo esperar pero, aún con varias semanas de retraso, todo indica que será una de las mejores cosechas de los últimos años

Abundante y de calidad, así definen desde las cinco denominaciones de origen gallegas la cosecha de este año. La loca primavera retrasó en varias semanas el inicio de la vendimia pero todo apunta a un buen año, lo que aumentará el prestigio de los vinos de Galicia que en los últimos tiempos  acaparan premios y reconocimientos dentro y fuera de nuestras fronteras.

Por denominaciones,  con cerca de 34 millones de kilos de uva vendimiada, la cosecha de este año es la segunda mayor en la historia de Rías Baixas, sólo superada por la cantidad obtenida en 2011, cuando casi se alcanzaron los 42 millones. Según datos registrados por el Consejo Regulador, una vez concluida la campaña el pasado 19 de octubre, se recogieron un total de 33.743.486 kilos de uva en las 4.064 hectáreas inscritas, lo que supone un incremento del 92% respecto a la cosecha del año anterior.

El director técnico de esta D.O., Agustín Lago, destacó “la gran calidad de la uva y su buen estado sanitario en su entrada en las 175 bodegas que pertenecen a esta denominación”.

Antes de la vendimia se estimaba que el volumen final sería de 34 millones de kilos de uva, calculándose un rendimiento medio ponderado de 8.509 kilos por hectárea para toda la denominación de origen, que finalmente ha sido ligeramente inferior. Se trata de una cosecha de calidad, cuya recogida hubo de realizarse muy rápidamente debido a las condiciones meteorológicas adversas, poniendo de relieve la profesionalidad y el esfuerzo de los 6.677 viticultores que participaron en ella. Como consecuencia de las lluvias caídas en los días anteriores de la vendimia, una pequeña parte de la cosecha se vio afectada por botrytis sin que, en términos generales, ello haya supuesto una pérdida relevante ante el importante volumen recogido.

Dentro de las variedades blancas, la producción de la variedad Albariño vuelve a ser abrumadoramente mayoritaria, representando el 97% del total, aunque se afianzan el Loureiro, la Treixadura y el Caíño Blanco. De las variedades tintas, que suponen el 0,7%, se han recogido 234.058 kilos de uva, de las cuales la variedad de mayor producción continua siendo el Sousón.

En cuanto a la distribución por subzonas, la mayor cantidad de uva recogida corresponde una vez más al Val do Salnés, seguida por Condado, O Rosal, Ribeira Ulla y, por último, Soutomaior, que con un incremento de producción de un 134% es la que más crece en términos porcentuales.

Como en años anteriores, el director técnico, Agustín Lago, recuerda que “el Consejo Regulador de la D.O. ha sido extremadamente riguroso en los aspectos relativos a la garantía de origen de la materia prima y a la calidad”.

En esta campaña, además, se ha llevado a cabo una experiencia piloto de vendimia con la que se pretendía probar un sistema de auditoría, en vez de control, que permitió al auditor disponer de más herramientas para verificar que tanto las bodegas como los viticultores cumplen con los requisitos de calidad exigidos.

Por su parte, en la Denominación de Origen Monterrei, y cuando todavía no ha concluido la campaña de comercialización de la cosecha 2012, las cifras mostraron un aumento en el volumen de vino amparado bajo el sello de garantía de los vinos de esta D.O.

De este modo se ha registrado un incremento de 321.000 contraetiquetas emitidas por el Consejo Regulador frente a los datos de septiembre de 2012, lo que supone un crecimiento del 25% en este período y hace prever un salto  cuantitativo en las cifras anuales de vino cualificado en la  Denominación de Origen. Éste es sin duda un dato positivo para la Denominación y evidencia la evolución  que está experimentando en los últimos años, en los que ha visto  incrementada notablemente su cuota de mercado.

La cosecha 2012  ha alcanzado cifras récord en la D.O. Monterrei,  superando los 2,7 millones de quilogramos de uva amparada. Próximos al inicio de la vendimia, la cosecha 2013 aspira a mantener la  línea evolutiva de los últimos años, en un sector que actualmente reúne a 373 viticultores, 429 Ha de viñedo y 23 bodegas.

Por su parte, en la Denominación de Origen Valdeorras se recolectaron este año más de cuatro millones y medio de kilos de uva, de un total de 1.259 hectáreas. Por variedades, se  recogieron 2.015.000 kilos de Godello, 1.432.000 de Mencía, 414.000 kilos de genérico blanco y aproximadamente 556.000 kilos de tinto. Teniendo en cuenta que la vendimia de 2012 superó los cinco millones de uva, esta cosecha es levemente inferior debido a las condiciones climáticas. En el mes de mayo heló y en julio cayó piedra lo que  mermó el volumen del producto recolectado. En total, fueron 44 las bodegas de esta D.O. que hicieron vendimia este año.

Las bodegas amparadas bajo la Denominación de Origen  del Ribeiro recogieron doce millones y medio de kilos de uva, un 3% menos que el pasado año. Del total de uva recolectada, el 94% fue de blanca y el restante 6% fue de uva tinta. Según el Consello Regulador la uva elegida  es de excelente calidad, de gran intensidad y complejidad aromática. Las condiciones climatológicas de los días previos a la vendimia marcaron el trabajo de los profesionales que finalmente se concentró en unos diez días.

Por último,  las bodegas adscritas a la Denominación de Origen Ribeira Sacra comenzaron la vendimia el 17 de septiembre, si bien la fecha recomendada por el Consello Regulador era a partir del día 2 de octubre. Tras 33 días de intensa actividad, el 19 de octubre se dio por finalizada la campaña de este año en un total de 96 bodegas amparadas en esta D.O. La uva entró en las bodegas con un estado sanitario óptimo por lo que se prevé que la cosecha sea muy buena. Por variedades, los kilos de uva recogidos fueron en tintas: Mencía (4.070.417 kilos), Brancellao (29.443), Merenzao (20.015), Caiño (2.270), Garnacha (218.986), Mouratón  (6.609), Sousón (10.891) y Tempranillo (53.994). En blancas; Albariño (73.714 kilos), Dona Branca (5.900), Godello (241.269), Loureira (1.197), Torrontés (3.607) y Treixadura (31.673). En total, esta campaña se recogieron 4.769.985 kilos de uva.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.