Cada año los premios se celebran en una provincia y en esta ocasión fue Ourense, concretamente Baltar- Xinzo de Limia, el escenario elegido

La Asociación de Sumilleres de Galicia Gallaecia celebró la décimo tercera edición de sus Distinciones Gallaecia, prestigioso concurso de vinos que cuenta con el reconocimiento  del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino del Gobierno de España y  de la Xunta de Galicia. El certamen destaca por el elevado número de muestras de vinos y aguardientes que en esta ocasión se elevaron a 450, de los que un total de 150 entre vinos blancos, tintos, tostados, espumosos y aguardientes de bagazo, envejecidas, de hierbas,  además de licor café y de hierbas pasaron a la final. El concurso consiste en cata ciega y doble cata, de modo que en la cata final los vinos son de mercado (tiendas, vinotecas, distribución,…), una manera de asegurarse que lo catado se corresponde con lo que se encontrará el consumidor.

El panel de catadores estuvo integrado por seis técnicos  de los Consejos Reguladores de Vinos de Galicia y uno más en representación de Augardentes. El resto de los catadores fueron los asociados de Gallaecia que habían participado en el mayor número de precatas.

Esta edición del certamen coincidió  con el  décimo sexto aniversario de la Asociación, una celebración en la que se nombró Socio de Honor a José Manuel Rodriguez González, presidente del Consejo Regulador de la D.O  Ribeira Sacra, una persona que es indudable que desde los orígenes de Gallaecia, siempre ha apoyado a la asociación, entendiendo y defendiendo su trabajo,  así como el concepto del colectivo y la honestidad por encima de los intereses.

Tras dos días de intenso trabajo para unos, tres para otros, Gallaecia consiguió, un año más,  apoyar el mundo del vino en Galicia de una manera especial. De los 150 vinos que llegaron a la final, todos ellos contaron con puntaciones superiores a las que se encontrarían en muchas guías como grandísimos vinos. De esta forma, galardonados como Distinguido Gallaecia 2013  resultaron 97 vinos (blancos, tintos, tostado) y 12 aguardientes (se habían presentado 43), entre aguardientes de bagazo (orujo), envejecidos, aguardiente de hierbas, licor café y licores de hierbas. Para elegir los mejores, en  las catas previas participaron  15 catadores y de éstos, los seis que participaron en el  mayor número de catas, conformaron el panel final junto a los técnicos que representaron a los consejos reguladores: Alejandro López, Pedro Sestayo, José Angel Lamas, Mercedes González, Carlos Ximenez,  Iván Patero, Felicísimo Pereira, Jorge Mazaira, Pablo Vidal, Luis Miguel, Ruth Fernández y en intendencia Waldo Carreiras, Luis Paadin, Pablo Fernández y Laura Gaioso.  La lista de vinos seleccionados se ofrece en riguroso orden alfabético y no por puntuaciones, ya que no se trata de escoger el mejor blanco, ni el mejor tinto de Galicia, sino premiar las zonas. Por ello se facilitan Distinciones por Denominación de Origen, de manera que en la lista de galardonados conviven vinos  desde 2006 hasta 2012,  y vinos económicos codeándose con otros de mayor precio; caldos jóvenes frente a otros más maduros,  y cómo no, resaltar que no tienen que ser sólo grandes bodegas las que opten a estos premios, ya que existen  grandes particularidades en el panorama vitivinícola gallego y todos ellos son dignos de ser galardonados.

Gallaecia explica que lo  que no hace la asociación  es premiar en más de una edición al mismo vino, de forma que uno que haya sido galardonado, no volverá a serlo,  y no por ello dejará de ser un gran vino. La entrega de galardones se llevo a cabo tras la vendimia para no entorpecer las labores propias de esa época.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.