Entrevista a Ángel González Vázquez, Gerente de Bodegas A Portela

“Los premios que ha obtenido el Beade Primacía nos han ayudado a darnos a conocer dentro y fuera de España”

El buen ambiente que reina en A Portela se trasladó rápidamente a esta entrevista en la que acabaron contestando conjuntamente padre, hijo y enóloga. Antonio, Ángel y Sandra han conseguido con su buen hacer, su paciencia y dedicación que 2013 haya sido el año en el que su Beade Primacía arrasara en cuanto concurso se presentó. En esta conversación “a tres bandas” podrán conocer algo más de la bodega de la que ha salido el Mejor Vino de Ribeiro de este año.

4Portela02

El año pasado cumplieron 25 años, ¿cómo ha sido el camino desde que en 1987 se decidieran a fundar la bodega?

Ha habido muchas alegrías, la verdad. Los comienzos, como todos, fueron muy difíciles porque la situación económica en aquellos años no era buena y teníamos un problema grave que eran las plantaciones. No teníamos las variedades que queríamos para hacer un vino de calidad, porque montar la bodega no es montar una empresa cualquiera, en la que necesitas dinero y ya está. Lo que es más difícil es cambiar  las fincas, porque el vino que se vendía antes era de poca calidad y no había la tecnología que hay ahora, ni gente preparada como Sandra. Nosotros elaborábamos vino de forma tradicional, como sabíamos,  y eso no era suficiente. Así que sí, fue difícil hacer que las  fincas estuvieses medianamente preparadas y reestructurar el viñedo.  Juntar terreno no era fácil, la gente no vendía, ni cambiaba tierra,  y eso todavía pasa hoy, el Ribeiro todavía está sin reestructurar.

Y si hace 25 años le dicen que llegaría hasta dónde está hoy, con todos los premios que ha conseguido…

Quizás fue mi más ambicioso en mis sueños, quizás los vinos del Ribeiro han sido poco valorados. Esta zona tuvo varias épocas difíciles, esta denominación es muy antigua y tuvo una serie de problemas internos. Esa situación influyó, y no es lo mismo pertenecer a una D.O. joven, que todo el mundo empuja y que, aunque tenga sus más y sus menos, no tiene que ver con una denominación que viene de los años 50. Quizás esperaba un poco más de proyección.

Uno de sus objetivos fue la recuperación de variedades autóctonas del Ribeiro, ¿fue muy difícil?

No fue demasiado difícil porque aunque el agricultor buscaba cantidad sobre calidad, nunca abandonó las cepas nobles. Yo todavía conservo fincas de mis abuelos que tienen las variedades nobles de esa época, cepas que tienen ahora 100 años, es decir que la reestructuración no se hizo al 100%. Además, tuvimos la suerte de que la estación vitivinícola  de aquí, de Leiro, empezó muy pronto en esta zona y consiguió recuperar muchas variedades.

¿Entre sus cuatro vinos, cuánto producen al año (Señorío de Beade blanco, Señorío de Beade tinto, Sol da Portela y Beade Primacía)?

Los últimos tres años hemos elaboramos una media de 150.000 litros, aunque la bodega tiene capacidad para 200.000 litros. Las producciones varían muchísimo y estos últimos años las cosechas no han sido muy abundantes. Este año ha seguido la tónica de los anteriores  ya que la vendimia que acabamos de terminar ahora, hace unas semanas, rondó los 160.000 litros.

¿Dónde venden la producción?

Mayoritariamente la vendemos en Galicia, aunque también mandamos algo al resto de España. Desde hace tres años vendemos asimismo nuestro vino fuera, decidimos empezar con la exportación y fruto de ello ahora vendemos en Brasil, Suiza, los Países Bajos, Japón y también tenemos contactos con China y Estados Unidos.

Resulta curioso que haya tantas bodegas gallegas que consigan introducir sus vinos en China.

No sé el motivo, quizás influya la cantidad de habitantes que tiene ese país y la calidad que tienen nuestros vinos. Nosotros vamos a las ferias y es cierto que estamos teniendo mucho éxito en China, aunque también es verdad que llegar a acuerdos con ellos tampoco es lo más fácil del mundo. Los volúmenes que piden son enormes y hay muchos pedidos a los que tenemos que decir que no, porque somos una bodega pequeña y tampoco podemos desabastecer nuestro mercado natural y tradicional, que es éste.

Sandra Cortés, enóloga

Sandra Cortés, enóloga

¿De sus cuatro vinos, cuál es el que mayor éxito tiene?

Ahora mismo, el que tiene más éxito es el Beade Primacía, sin duda. Los premios que ha obtenido, incluido el del Mejor Vino de Ribeiro han ayudado mucho a darlo a conocer, ha sido un gran impulso.

Y hablando de premios, y ya que han recibido bastantes, ¿de cuál están más orgullosos?

Realmente del que estamos más orgullosos es del que hemos recibido aquí, en la Denominación de Origen del Ribeiro. Es un premio que marca la tipicidad  de esta zona, ya que los catadores lo que buscan es que el vino represente realmente la variedad de aquí, que es la treixadura, y a la zona Ribeiro, aunque los otros premios también son muy importantes. La repercusión que tienen siempre ayuda a vender y a darse a conocer.

A Portela también comercializa licores, ¿hay demanda de esta bebida?

Nosotros comercializamos los licores típicos de la zona que son: Aguardiente blanca, licor café, licor de hierbas y el aguardiente tostada. En esta bodega siempre se comercializaron los licores, lo que se introdujo ahora  fue la tostada. No se elaboran aquí, lo que hacemos es comprarlos a una empresa  que los elabora con las características que nosotros queremos y exigimos. El aguardiente blanca por supuesto tiene que ser una aguardiente sin defectos, ya no se exige que sea varietal, que eso es muy difícil, pero que no tenga defectos; que el licor de  café tenga mayoritariamente connotaciones de café pero que también pueda tener notas de vainilla, que sea suave pero con personalidad; el licor de hierbas tiene que tener matices de distintas hierbas, no simplemente  de manzanilla, por ejemplo. No nos gusta que haya una hierba que predomine por encima de las otras, nos gusta que haya variedad, y después el aguardiente tostada, es un producto diferente, típico de Galicia, y que mantiene las características  del aguardiente, pero más suave y con notas de vainilla u otras.

¿Y la producción de los licores se queda básicamente en Galicia?

Básicamente los licores se quedan aquí, en Galicia, aunque también mandamos algo al extranjero. Suiza, después de la comunidad gallega, es el sitio donde más se venden.

Tienen un proyecto en marcha para sacar un nuevo vino al mercado, ¿se puede contar algo?

Con esta cosecha, A Portela cumple 25 años en el mundo del vino, y como nunca sabes muy bien qué organizar para celebrar este tipo de eventos, decidimos poner en marcha algo especial. Siempre tuve especial pasión por la loureira y quise que se pudiese elaborar en la bodega un vino con esta variedad, en la cosecha anterior hicimos un ensayo, que salió bastante bien, y  este año ya elaboramos más y vamos a sacar un monovarietal de loureira, que no hay, y supone sacar algo diferente para celebrar el aniversario y porque yo creo que hay que hacer cosas diferentes, para que también tengan un poco más de repercusión. La loureira es una variedad muy aromática, que da unos vinos fáciles de beber, diferentes y por eso nos decidimos. En breve saldrá al mercado, que será el que juzgue si hemos acertado o no.

4Portela04

¿Cómo sobrevive una bodega mediana como la suya a esto tiempos de crisis?

Es complicado pero yo creo que lo que nos mantiene en el mercado es que tenemos un producto bueno, de calidad y diferente, un producto que el consumidor aprecia. Yo creo que eso es lo que marca la diferencia a la hora de vender y lo que nos ayuda a seguir en el mercado. La bodega se ha caracterizado desde que se fundó por su responsabilidad y mesura, ni nos hemos excedido en los años que venían muy buenos a la hora de crecer muchísimo, nos hemos mantenido en un margen que nos resulta fácil de llevar. Además, que la producción sea tuya te ayuda a no depender de proveedores y saber hasta dónde puedes llegar y con qué puedes contar. Y cumpliendo 25 años, que no todos los pueden decir.

¿Y cómo ve el futuro?

Muy incierto, la verdad. Tengo más inseguridad ahora que cuando empecé hace 25 años. Antes no había dinero, pero había otra de forma de cumplir con la gente, había más seriedad. La prueba es que hoy te viene una letra de vuelta, y ni el juzgado es capaz de cobrarlo. Y si hablamos del campo, yo lo que veo es  que la Administración no hace nada por él, por lo menos en esta zona. Así  no hay futuro, tiene que haber un cambio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.