Entrevista a Araceli Fernández, gerente de Bodegas Godeval

«La investigación siempre estuvo presente en Godeval, buscando nuevas expresiones de la variedad godello»

Bodegas Godeval es una empresa que cuida tanto el producto que elabora como el entorno en el que lo realiza. Ubicada en un antiguo monasterio, su vino ha sorprendido a los paladares más exigentes con un sabor lleno de matices y expresividad. La gerente de la bodega, Araceli Fernández, nos habla en esta entrevista del pasado, presente y futuro de la bodega, así como de su apuesta decidida  por el enoturismo como fórmula para llegar al consumidor  final

La puesta en marcha de Godeval arranca dos años antes del inicio de la reconstrucción del monasterio de Xagoaza para convertirlo en bodega. ¿Ambas cosas estaban vinculadas o surgió la oportunidad de hacerse con el monasterio a posteriori?

No estaba vinculada en un principio. La llegada de un nuevo socio al proyecto, fue una oportunidad, que nos permitió poder trasladarnos desde la localidad de Vilamartín a este espacio, que fue reconstruido con el objetivo de ubicar las instalaciones necesarias en su día de Godeval. Desde entonces hemos crecido y ello ha creado la necesidad de nuevas instalaciones para una capacidad mayor, en función de la demanda actual. De esta necesidad surge la construcción de nuestra nueva bodega, ubicada en las proximidades del Mosteiro de Xagoaza, y diseñada,  no sólo pensando en la funcionalidad del sistema productivo sino, además, como un mirador a los inicios de Bodegas Godeval.

¿Qué aporta el entorno a su vino?

Nuestros viñedos están marcados por el entorno en el que se ubican, en las laderas del valle del río Sil, a una altitud de más de 500 metros, con un clima atlántico continentalizado y, sobre todo, marcados por un terreno pizarroso que aporta singularidad al vino. Este terruño es tan peculiar como conveniente al favorecer absorción de luz, calor solar y, por tanto, la acumulación de temperatura que se libera por la noche, produciendo en ocasiones brumas benefactoras. Todo ello facilita un excelente desarrollo de la vid y, en definitiva, permite obtener vinos de gran complejidad y alta expresión.

5godeval2Dicen que su vino no es fácil, que tiene un montón de matices, ¿cómo lo definirían ustedes?

Depende de lo que entendamos por un vino fácil o complejo. Es un vino fácil, si entendemos que es aquel que no nos cuesta beber o que no tenemos que hacer un esfuerzo para beberlo, y es complejo porque a lo largo de la degustación siempre te está sorprendiendo con esos, sus nuevos matices.

¿Cuál ha sido el papel de Horacio Fernández en la bodega, en particular, y en el vino godello en general?

Cómo resumir el papel de Horacio en el Godello,  resulta difícil y fácil dependiendo de a quien se lo cuentes. Para los lectores que vivieron en cercanía esos años de trabajo relacionados con el sector vitivinícola, creo que sería suficiente con decir de él, que fue la mecha, el primer eslabón, la iniciativa de un proyecto visionario basado en una apuesta y un fin, el godello de Valdeorras como la base de una futura viticultura valdeorresa, que en aquellos años 70, si hubiese llegado a desaparecer nadie la hubiese echado de menos.

Para el lector que no conoce su historia fue: el observador paciente de la viticultura de una comarca que le hizo capaz de identificar sus carencias y ver en el godello, la base de su futuro; el técnico paciente que dedicó el tiempo necesario con el fin de identificar los medios técnicos y productivos necesarios, reales, para que el godello pudiera llegar a ser el motor de una nueva viticultura en la comarca; el interlocutor paciente entre todos los agentes necesarios (desde la administración al viticultor y otros muchos) para obtener una motivación común y las herramientas necesarias que hiciesen que el proyecto, de obtener un vino de godello, no quedase en una mera utopía; el perseverante hasta la saciedad en defender que la mejor manera de llevar el vino godello al mundo era respetar la autenticidad de la variedad, buscando su mayor expresividad. En resumidas cuentas, podría decirse que si hoy se habla del godello en el mundo  y sobre qué personajes importantes en el mundo del vino han decidido que sea su apuesta de futuro es porque en su día, en los años 70, se empezó a escribir una historia: “Había una vez, en un lugar lejano y desconocido para muchos, una comarca en Galicia que tenía un tesoro por descubrir…….”

Hasta 2005 sólo elaboraron vino monovarietal de godello, el “Viña Godeval” después conocido como “Godeval”, ¿qué les hizo ampliar su oferta con el “Godeval Cepas Vellas”?

La investigación estuvo siempre presente en esta bodega, ya desde su fundación, y una vez puesta en marcha quisimos continuar con nuestro objetivo, buscar nuevas expresiones de la variedad. El Godeval Cepas Vellas, un godello sobre lías, que sorprendió y sorprende en todo momento por su estructura y complejidad, representa otra alternativa más, en cuanto a expresividad, de la uva godello, manteniendo su identidad. El godello tiene mucho que expresar buscando aumentar sus aromas primarios y fusionándolos con los secundarios.

La producción anual de la bodega no supera los 150.000 litros, ¿han pensado en aumentarla o consideran que esa cifra es la perfecta para preservar la calidad?

La producción siempre va en función de la demanda. La calidad se preserva por el respeto y la integridad de la filosofía que hemos llevado desde nuestros inicios, basada simplemente en obtener uva sana y madura que permita obtener la mejor expresividad del godello. Si seguimos siendo fieles a este principio la cantidad nunca será un condicionante en la calidad.

¿Dónde tienen más éxito el Godeval y  el Godeval Cepas Vellas?

Uff, ¿y qué entendemos por éxito?  No creo que se pueda relacionar de momento en función de ventas ni desde el punto de vista geográfico, ni desde el punto de vista de línea de negocio. Sólo podría hablarte de nuestra experiencia adquirida en el momento de catar los dos vinos cara a cara con la gente y solo se podría hablar de generalidades en las que siempre hay excepciones.

Cuando preguntamos, Godeval es aceptado en aquellos que buscan una expresividad inmediata, les sorprende y valoran la permanencia justa que les permite seguir bebiendo porque no les empalaga. Principalmente son amantes de los vinos blancos y consideran que es un vino principalmente adecuado para chatear, además de para acompañar una comida.

En el caso de Godeval Cepas Vellas, lo asocian más como un compañero en las comidas y para un disfrute; digamos que para un consumo de tiempo largo, que permita ir descubriendo su complejidad. Siempre digo que es lo más parecido al tinto que tenemos y curiosamente, en bebedores cuya preferencia está en los tintos suele sorprenderles, quizás, por su presencia de volumen en boca. Y también es, por supuesto, aceptado gratamente en consumidores de blancos que buscan que estos les sorprendan dentro del amplio muestreo que han disfrutado hasta ese momento. De todas maneras debo añadir algo que Horacio repetía hasta la saciedad –“El vino no es, está en todo momento…”.

5godeval3¿Qué porcentaje ocupa la exportación en la cuenta de resultados de la empresa?

En cuanto a cifras, en nuestro caso, el 21% es exportación y el 79% mercado nacional, según los últimos datos que manejamos. Los mercados exteriores más importantes son el americano, canadiense e inglés. En cuanto a mercado nacional el 68% se consume entre Galicia, Madrid, Andalucía, Asturias y Cataluña.

En estos años han recibido muchas distinciones pero imagino que el Premio Picadillo a Horacio Fernández Presa en el Forum Gastronómico de A Coruña  a toda una vida dedicada a la variedad godello, debió ser recibido con mucha emoción

Sí, por supuesto. Son emociones encontradas,  por una parte te alegras y agradeces el reconocimiento a un trabajo, y que lo recuerden,  y por otra parte genera una nostalgia por un ser querido que ya no se encuentra entre nosotros. Aunque siempre el recordar implica el que siga con nosotros de una manera u otra.

¿Cuánta gente suele pasar a  visitar la bodega a lo largo del año?

Siempre consideramos que es poca ya que nos gustaría llegar a mucho más público. En otras zonas de España se está demostrando que la mejor manera de llegar al consumidor final  es con la fórmula del enoturismo. Creo que el mensaje que se transmite boca-oreja es una de las campañas de publicidad más efectiva que puedas lograr. La historia de la bodega y su origen es el mejor reclamo y aunque en Valdeorras estamos empezando, los resultados son positivos, porque tenemos constatación de que el que nos visita se convierte en un consumidor fiel y en un prescriptor fiable para su entorno. Quien mejor que tú mismo para contar tu propia historia.

¿Qué objetivos tienen para este año?

Tal como decía anteriormente, conseguir llegar al mayor número de consumidores finales, tanto en darnos a conocer como tener la logística adecuada para servirlos.

¿Qué peso tienen los licores en la bodega?

Los licores son una forma más de seguir investigando con la godello en todos los aspectos. Los licores gozan de muy buena acogida porque además forman parte de la tradición gallega tanto en su elaboración como en su consumo. Uno de los más reclamados es el envejecido en roble durante 12 años, el que lo prueba se convierte en un fan incondicional.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.