Ramón, Etelvino y Javier González Sabucedo son los tres hermanos promotores de la bodega Ramón do Casar, en Castrelo do Miño, un proyecto que recoge el relevo de varias generaciones de la familia dedicadas a la viticultura. Es Javier González quien se hace cargo de la bodega, aunque el proyecto también contó con el apoyo inversor de sus dos hermanos, empresarios en Venezuela.

El acto de inauguración de la bodega, celebrado el 30 de junio, contó con la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, además de otras autoridades locales, provinciales y autonómicas, junto con reconocidos sumilleres, expertos en hostelería, gastronomía, además de bodegueros de O Ribeiro y responsables de la CEO, entre otros invitados.

Javier González relató a los asistentes una breve historia de la tradición familiar en viticultura y se refirió a las aspiraciones de este nuevo proyecto. La bodega apostará fundamentalmente por la exportación a países como Venezuela, Panamá, Estados Unidos y Suiza, aunque sin olvidar igualmente el mercado gallego. También apuesta por desarrollar el ciclo completo en la producción, utilizando para la elaboración de los vinos sus propias uvas de caste. En estos momentos ya tienen en el mercado 60.000 botellas, aunque la capacidad de la bodega es de casi 300.000. Cuentan con dos vinos blancos, uno íntegramente de treixadura y el otro elaborado con la misma variedad y también con godello y albariño.

Las instalaciones de la bodega ocupan una superficie de 2.500 metros cuadrados y están rodeadas de un viñedo de ocho hectáreas, que plantaron en el año 2000.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.