Entrevista : José Alonso, propietario de Producciones Vinícolas Garabelos

“El futuro de cualquier productor de vino está hoy en día en la exportación”

José Alonso se toma muy en serio el legado familiar, tanto que ha sido el artífice de profesionalizar la elaboración del vino que en su casa se hizo toda la vida para consumo familiar. Su entusiasmo y su confianza en las viñas propiedad de la familia han conseguido poner en el mapa vitivinícola internacional una pequeña bodega de la Denominación de Origen Rías Baixas. Sus dos vinos, Finca Garabelos y la Trucha, han conseguido este año importantes galardones en el Concours Mondial de Bruxelles y en el Challengue Internatinal du Vin, dos medallas de oro el primero, y plata y bronce el segundo. No es casualidad, sus vinos, ambos 100% Albariño, reflejan toda la expresividad y sutileza de una variedad que sigue conquistando paladares.

 

La bodega lleva el nombre de una finca

No sólo la finca, esta casa siempre se ha llamado Garabelos y por influencia, el barrio también se llama así, y ahora nuestro primer vino

 

¿Cómo fue el paso a la profesionalización?

Desde que era pequeño tanto mi abuelo como mi padre me inculcaron el amor por el campo y por el mundo del vino. Los gallegos tenemos la manía de hacer las cosas de “aquela maneira” y hoy en día las cosas no pueden hacerse de esa forma, así que pensamos que había llegado el momento de profesionalizar esa actividad. Una de las cosas que más nos impulsó a dar este paso es que cuando los años venían malos, nosotros teníamos a más de 25 bodegas interesadas en comprarnos la uva. Tenemos dos ingenieros que nos llevan el campo y por suerte o por los cuidados que le damos al viñedo, cuando todo el mundo tiene Oídio u otro problema, nosotros no. Por ejemplo, el pasado año todo el mundo tiene uva podrida, pero nosotros, no. Dos personas en campo y Pablo, el enólogo que se encarga de la bodega, velan para que todo sea perfecto. Así que veíamos que todo el mundo venía a por nuestra uva y nos apetecía tener nuestra propia marca. Empezamos alquilando las instalaciones a otra bodega y este año hemos sacado el primer vino hecho en nuestra propia bodega.

 

¿Considera que el vino será el mismo en cuanto a calidad cuando sea más ambicioso en lo que respecta a la producción?

Creo que es algo a lo que estás obligado. Una bodega pequeña como ésta se tiene que diferenciar para poder triunfar y esa diferenciación se consigue con la calidad.

Todas las uvas son nuestras, de nuestras viñas, no compramos nada fuera y desde el primer momento hasta el último, todo el proceso depende de nosotros, bueno, de nosotros y del tiempo, claro. Si desde el primer momento estamos encima para que todo sea perfecto, lo lógico es que las cosas salgan bien, la probabilidad de que la uva llegue sana a la bodega es mucho más alta de esta forma. A partir de ahí, con la magia que tiene Pablo, conseguimos estos vinos. Tener bodega propia nos permite saber de qué viña y de qué finca sale cada uva y eso nos permite tener mayor rendimiento y calidad.

IMG_4370 copia-w

 

Tienen dos vinos, Trucha y Finca Garabelos, ambos albariños 100%,¿en qué se diferencian?

Realmente yo diría que la Trucha es un vino más simpático a la hora de beberlo, porque es más rápido, es un vino que enseguida te llega, es untuoso, lo tiene todo. Es muy agradable de beber. Por su parte, Finca Garabelos es un vino más complejo. La Trucha te lo puedes tomar incluso de tapas, mientras que el Finca Garabelos te puede gustar más quizás con un pescado al horno. Es la selección de lo mejorcito que tenemos.

 

IMG-20150715-WA0000-wExportan más de la mitad de su producción, ¿en qué países tienen más éxito sus vinos?

 Siempre presentamos los dos vinos juntos y considero que los dos pueden ir a cualquier mercado, otra cosa es que el cliente tenga sus preferencias. Acabo de llegar de Miami, donde hemos tenido una aceptación bastante buena, y en octubre nos vamos a Alemania. Hay que destacar que tanto la Cámara de Comercio como el Igape y la Denominación de Origen Rías Baixas nos están ayudando bastante con el tema de la promoción, sobre todo a empresas pequeñas como ésta que les cuesta más salir al exterior. El futuro de cualquier productor de vino hoy en día está en la exportación y lo único que me da miedo es que, por estadísticas somos grandes exportadores pero exportamos el vino más barato del mundo. Tenemos que ser inteligentes y los agricultores tenemos que unirnos para vender el producto, es fundamental. Si yo mañana quiero comprar uva sana y le exijo al que se la compra que sea sana, tengo que pagarla.

 

¿Se marcaron algún objetivo para los primeros años?

El primer objetivo que nos marcamos fue la exigencia de sacar un buen producto, y ese objetivo creo que está conseguido. Lo que nos planteamos ahora es mantener esa exigencia. Para mí lo primordial es tener un gran producto porque siempre voy a intentar ser el mejor. El primer año ya conseguimos sacar el vino que queríamos y no fue cuestión de suerte porque la suerte sólo se consigue trabajando.

 

¿Y para el futuro?

Primero tenemos que posicionar las dos marcas que tenemos, queremos ser conocidos en el mercado por al calidad de nuestros vinos Finca Garabelos y La Trucha, que el público los disfrute. Este año vamos a hacer fermentación en madera pero losacaremos con la misma marca. Por ahora estamos centrados en esto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.