“Trabajo con productos de autor, hechos con mucho cariño y con materia prima de gran calidad”

Tras 29 años trabajando en la gran distribución, Juan Luis Hermo se vio un día en la encrucijada de buscar otro trabajo o iniciar un nuevo rumbo profesional. No tardó mucho en tomar la decisión y ésta se tradujo en la constitución de Servicios Integrados Hermo, una distribuidora de productos delicatessen. Dos años después vio la luz Casa Hermo  en Vigo (Alvaro Cunqueiro, 17), el paraíso de los productos de autor en el que no sólo se pueden encontrar artículos novedosos, sino que uno tiene la oportunidad de degustar y disfrutar “in situ” de  maravillosas sensaciones para el paladar. En todo este viaje por el mundo gourmet, contarán con el consejo de Hermo, un experto en contagiar entusiasmo, y un enamorado de su trabajo.

IMG_6267 copia-w¿Cómo y cuándo nació Casa Hermo?

Hizo ahora en noviembre tres años. En realidad Casa Hermo no nació como tienda, sino que surgió como un escaparate para mostrar todos aquellos productos que distribuimos ya que  en realidad somos distribuidores de productos de delicatessen, vinos y consumibles, la empresa se llama Servicios Integrados Hermo. Con el tiempo  nos dimos cuenta de que la tienda tenía más éxito como venta al público que como aquella tienda de delicatessen para los empresarios que quisieran saber más de los productos y que vinieran a degustarlos aquí antes de proceder a incorporarlos a su tienda. Lo que pasó es que nos encontramos con un fenómeno que no nos esperábamos: eres distribuidor, tienes tienda, eres competencia, no te compro. Lo curioso es que a la tienda vienen a comprar productos empresarios de A Coruña, Santiago,  Ourense, Lugo, pero de Vigo, no. En Vigo funciona como venta al público y con tres mesitas porque si entra un cliente y le  llama la atención un producto determinado, se lo damos a probar. Aquí la gente suele venir a comprar para consumir en su casa o bien para llevar un regalo diferente a una cena o a un evento al que están invitados.

¿Cómo hace la selección de productos para incorporarlos a la tienda?

A base de mucha búsqueda de cosas diferentes y a base de mucho tiempo para ir a ferias, visitar a fabricantes… Ahora mismo estamos muy involucrados en la promoción y potenciación  de lo que es la marca propia, productos de los que yo le doy la receta al fabricante para que me los hagan en exclusiva.  Y de eso hacemos cada día más porque somos muy críticos con la competencia desleal, todos sabemos que la palabra Galicia vende y hay quien se aprovecha, no hay tanto producto gallego como el que se quiere vender como gallego ya sea aceite, chocolate o membrillo. Aquí cuando la gente me viene a preguntar cuántos productos gallegos tengo, alucinan cuando les digo que tres o cuatro. Lo que no voy a hacer es engañar a nadie, ese juego conmigo no va. La gente que compra ese tipo de productos debería seguir el proceso, podrían llevarse muchas sorpresas.

¿Qué se entiende por producto delicatessen hoy por hoy?

Digamos que se trata de un producto de autor, hecho con mucho cariño, de gran calidad, con recetas más artesanales que tradicionales porque se tiende a buscar nuevos productos, nuevas texturas, nuevas combinaciones. Lo más destacable es la calidad de la materia que se usa para elaborar estos productos.

Casa Hermo cuenta también con una página de venta on line, ¿varía mucho el  gusto entre el comprador de internet y el que se acerca a la tienda?

En la venta on line funciona mejor el vino por el precio que lo que es el producto de alimentación. Por internet se vende bien ese artículo que nadie tiene, el que al comprador le cuesta conseguir, el resto de productos prefiere probarlo. Los productos delicatessen están más relacionados con una venta presencial y de cata. Muchas veces me pasa con uno de los  productos estrella que tenemos,  que son los “tacos de queso de oveja envueltos en cecina y envasados en  aceite de oliva”, que lo vienen a degustar para hacer un regalo y acaban llevándoselo también para su casa. El producto es bueno, gusta y más que explicarle lo que van a sentir comiéndolo, se lo das a probar y el trabajo ya está hecho, no tienes que hacer nada más. Esas sensaciones forman parte de la delicatessen, del verdadero mundo gourmet. Eso es lo bonito de este negocio. Hay mucha gente que se mete a la aventura pero, como en todo en la vida, esto hay que sentirlo y vivirlo para poder trasmitir sensaciones al cliente. En estas cosas no se puede engañar. Que la gente salga contenta, es la mejor publicidad que puedes tener.

Abrió en 2012, en plena crisis económica, y con un negocio de productos gourmet, ¿cómo ha conseguido mantenerse?

La empresa nació en el mundo de la distribución dos años antes y esto, como te decía, forma parte de una cultura y una tradición. La crisis no es igual para todos, es cierto que este es un mercado selectivo pero los que están en crisis han seguido  haciendo regalos y a los que no les afectó, están ahí, siguen comprando. Tanto a uno como a otro le tienes que dar un producto de calidad y luego ajustarte a lo que ellos quieren. Si un cliente  que sí se ve afectado por la crisis tiene un compromiso y necesita comprar un detalle, tienes que ceñirte al presupuesto que tiene y conseguir acertar. Además, soy de los que creo que la persona que se va a gastar 20 euros tiene el mismo derecho a probar el producto que el que se va a gastar 50. Esa gente sigue viniendo  porque se sienten cómodos y saben que no les vas a engañar.

IMG_6283 copia-w

Dada su formación en el País Vasco, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención en los gustos gastronómicos de la gente de Vigo?

En Galicia hay buen producto pero en el mundo de la delicatessen, el gallego quiere lo suyo, lo que conoce, le cuesta muchísimo probar otras cosas y es capaz de decirte que algo no le gusta sin haberlo probado. Y eso frena mucho, y en Vigo creo que esa reticencia es mayor que en el resto de Galicia. Aquí se come y se bebe mucho por marca. Pero poco a poco me estoy dando cuente de que a la gente , a base de darle cosas nuevas para probar, quiere saber, se interesa por  conocer cosas nuevas.  Recuerdo que el primer año que  abrimos, un día puse un cartel en la puerta anunciando que cerraba para ir al salón  Gourmet de Madrid buscando nuevos productos para mis clientes, cuál es mi sorpresa que cuando volví, muchos clientes se acercaban para ver que había traído de nuevo. Este año cerré para ir a una feria a Alemania y me pasó exactamente lo mismo, me estaban esperando para conocer las novedades.

¿Si tuviéramos que regalarle algo a usted, con qué acertaríamos?

Todo lo que está en mi tienda, está aquí porque lo he probado y me ha gustado. Los productos que llevan mi marca son de excelente calidad, tanto los CH Delicatessen como los PdeH, éstos últimos elaborados en Galicia.  Pero si tengo que elegir me quedo con el pincho de queso con cecina o con unas cremas de queso que me están haciendo que llevan tomate o cebollita caramelizada, en vinagre balsámico. Todas esas cosas suenan un poco raras pero cuando las pruebas te conquistan. Y en vinos, no tengo un gran conocimiento, soy más de vermut, pero si tengo que elegir me quedo con los Ribera del Duero y con los de Prieto Picudo. No me cierro a probar ningún vino, recientemente oí hablar de los vinos de Picudo, los probé y cogí una distribución de estos vinos en exclusiva para Galicia,  y a la gente le encantan.

¿Algún proyecto en mente?

Básicamente lo que quiero es consolidar y potenciar las dos marcas propias (CH Delicatessen y PdeH) con nuevos productos de los que estoy que deseando que lleguen las primeras muestras. Últimamente me estoy inclinando mucho al tema de los quesos y he mandado hacer unos quesos en crema dulces, no están hechos en Galicia pero tienen algún ingrediente gallego. En esta línea estamos preparando una crema de queso con  mermelada de Mencía, con un Mencía de los Picos de Europa, y lo mismo con vino gallego para ver las diferencias. También he encargado este queso con Albariño. Seguiremos trabajando en esa línea con diferentes productos que estoy seguro de que van a dar mucho qué hablar. Me gusta experimentar y estoy abierto a cosas nuevas. Y por cierto, también sacaremos al mercado 29 variedades de mermeladas, se trata de un producto gallego pero elaborado con algunos artículos de fuero, buscando siempre la máxima expresión y calidad.

Sobre El Autor

Redacción

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.