“Queremos hacer de AVeleira un espacio muy alternativo”

Cuando hace algo más de un año, José Carlos Ortega montó AVeleira Viños consiguió por fin darle forma a un sueño, a un proyecto que llevaba años rondando en su cabeza. Ubicado en la calle Abeleira Menéndez , 28 (Casco Vello Alto), muy cerquita del Ayuntamiento de Vigo, este local ha hecho que la singularidad de sus productos -vinos, fundamentalmente, pero también conservas y embutidos- sea norma de la casa. Paso a paso, José Carlos Ortega ha conseguido posicionarse como el local que todos los amantes del buen vino deben visitar. Si lo hacen, seguro que volverán.

¿Cómo nació el proyecto, tenía relación previa con este mundo?

 

Llevo 20 años relacionado profesionalmente con el mundo del vino. AVeleira nació en junio de 2015 y hasta abril desde ese mismo año yo estaba trabajando de delegado a nivel nacional de una bodega de Rioja. En ese momento tenía ganas de dejar de viajar tanto y de montar algo por mi cuenta, algo pequeño que me permitiera hacer lo que realmente tenía ganas de hacer. Esto es, trabajar con vinos diferentes y con aquellas bodegas y productores que me transmitieran algo. Evidentemente, eso sólo es posible en un sitio como éste, con muy pocos costes.

 

¿Y Vigo estaba preparada para un local como éste?

 

Creo que sí, por eso lo hice. Me cuesta encontrar mi hueco y después de un año de trabajo me cuesta más de lo que yo pensaba. Mi orgullo es que los que se han hecho clientes, ya son incondicionales. Además, y lo que es más importante, sigo creyendo en mi proyecto, Vigo merecía un espacio como éste. Hay otro sitios que venden vino, pero lo que más abunda es la generalidad, vinos que no es que sean malos pero son comerciales y, ojo, hay grandes vinos comerciales, pero ya tienen su espacio. Hay algunos como yo que creemos en otra cosa, en otro tipo de negocio.

 

¿Cuál es el tipo de cliente de AVeleira?

El perfil del cliente habitual es el de una persona de entre 40 y 50 años, tanto hombre como mujer.

 

¿Qué se pueden encontrar aquí los clientes?

Vinos difíciles de encontrar en otros sitios, vinos diferentes, no comerciales. También se pueden encontrar conservas de gama media, media-alta, algunos embutidos. Y aunque el 75% de la actividad del local es de tienda de vinos, también hay quien viene por aquí a tomar el vino o probarlo “in situ”. También es importante en AVeleira el espacio que ocupan las catas. En un año hemos hecho 55 y esa es la idea que tengo, que todos los jueves o viernes tengamos una cata.

 

¿Además de vinos, creo que han hecho otro tipo de catas?

Sí, hemos hecho alguna de aceite y panes, de cerveza, alguna con conservas… Nuestra idea es hacer de Aveleira un espacio muy alternativo, que sea el propio negocio y la propia clientela quienes te marquen un poco el rumbo, la línea de trabajo. Aquí tenemos una relación muy estrecha con viticultores, enólogos, clientes…

 

AVeleira está ubicada en el Casco Vello de Vigo, una zona muy de moda en los últimos años

El Casco Vello Alto era una alternativa, formaba parte de una de las zonas que más me gustaban: es diferente y me gusta la filosofía del barrio, hay tiendas ecológicas, la galería del fotógrafo Javier Teniente… Además, estamos muy cerca del Ayuntamiento y eso lo noto mucho.

 

¿Cómo ve el futuro, se ha marcado algún plazo?

Bueno, el primer año, como es lógico, fue un año de pérdidas controladas, este segundo año habrá todavía algo de pérdidas, y el tercero espero que sea el del despegue del local.

 

¿Y si se tuviera que quedar con algún vino o alguna variedad, qué escogería?

Me costaría elegir. Hace siete u ocho años te diría que la Denominación de Origen Monterrei, ahora mismo ya no sería capaz de decantarme por una. Me gusta el vino de todas las denominaciones de origen gallegas. En cuanto a las variedades, ahora está muy de moda la Garnacha, creo que tiene mucho potencial, y en Galicia, la Brencellao y la Merenzao, me parecen interesantísimas.

Sobre El Autor

Redacción

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.