Cepas y Vinos y Luis Paadín,  organizan en Castrelo do Miño «+ Doce de Galicia», una cata única dedicada a los vinos dulces

Un panel compuesto por 13 expertos cató una veintena de vinos tostados, de vendimias serodias, criocongelaciones, botrytis y sobremaduraciones, entre otras vinificaciones especiales.

Tras el éxito obtenido en 2015 con la I Cata de Variedades Ancestrales de Galicia, el sumiller Luis Paadín organizó en Castrelo do Miño «+ Doce de Galicia», la primera cata de vinos dulces que se celebra en el territorio gallego.

Esta iniciativa, en la que colaboraron la revista «Cepas y Vinos» y el Concello de Castrelo do Miño, contó con un panel compuesto por 13 expertos catadores, que probaron y valoraron una veintena de vinos tostados, de vendimias serodias, criocongelaciones, botrytis y sobremaduraciones, entre otras vinificaciones especiales, procedentes de variedades como Albariño, Treixadura, Godello, Branco lexítimo, Moscatel de grao miudo, Mencía, Sousón, Caíño longo o Caíño redondo.

Los vinos dulces, que viven en la actualidad un momento de auge, tienen más recorrido del que algunos pudieran pensar. De hecho, en Galicia se han elaborado tradicionalmente distintos tipos de «viños doces», desde los elegantes tostados, auténticas joyas de vinos naturalmente dulces y que están amparados en las denominaciones de origen Ribeiro y Valdeorras, hasta mistelas, pasando por vendimias tardías y vinos fortificados.

La variedad y calidad de los vinos dulces de Galicia residen en unos suelos y climas diversos, pero con clara influencia atlántica. Unas variedades autóctonas muy aromáticas, con gruesos hollejos y alta acidez, permiten, gracias también a la ayuda de las nuevas tecnologías, realizar nuevas y sorprendentes vinificaciones.

Conscientes de este renovado interés por parte de los consumidores hacia los Dulces, Luis Paadín y Cepas y Vinos organizaron esta cata para la que contaron con el apoyo de un variado grupo de catadores entre los que se encontraban técnicos de las denominaciones de origen gallegas y limítrofes (Toro, Bierzo, Arribes o Arlanza), así como reconocidos sumilleres. El objetivo es que, entre todos, se puedan empezar a describir estos exclusivos vinos que se elaboran en pequeñas producciones, pero de los que cada año hay mayor diversidad.

Entre la veintena de vinos dulces a catar, los expertos disfrutaron de una veintena de blancos y tintos dulces: semisecos, botrytis noble, «kabinett» o pasificaciones. Una delicia para cualquier paladar que consiguieron definir para los consumidores.

Panel de catadores de «+ Doce de Galicia»

 -Luis Paadín                        – Autor de la Guía de Vinos, Destilados y Bodegas de Galicia (A Coruña)

-Alejandro Paadín              – Sumiller Restaurante Alborada (A Coruña)

-Pablo Franco                    – Director Técnico C.R. D.O. Rioja

-Carmen Gómez                – Directora Técnica C.R. D. O. Bierzo

-Ángel Germade                -Bodega «Gargalo» de Monterrei.

-Pablo Vidal                       – Director Técnico C.R. D.O. Ribeiro

– Xosé Carballido               – Presidente del Comité de Certificación y Calidad del C.R. D.O. Ribeiro

– Jorge Mazaira                   – Director Técnico C.R. D.O. Valdeorras

– Santiago Pérez                 – Técnico C.R. D.O. Valdeorras

– Beatriz Soto                      – Directora Técnica C.R. D.O. Ribeira Sacra

– Ruth Fernández                – Técnica C.R. D.O. Ribeira Sacra

– José Dopazo                     – Miembro Comité de Calificación D.O. Rías Baixas

-Constantino Iglesias        – Presidente Asociación Galega de Catadores

IMG_7198.a

La cata, que se inició a las 10:30 de la mañana y concluyó a mediodía con un almuerzo en el que participó también el alcalde de Castrelo do Miño, se celebró en el Parque Náutico de esta localidad, en virtud de la colaboración ofrecida por el Concello que desde el primer momento puso a disposición de la organización todas las facilidades posibles para realizar este evento.

La revista «Cepas y Vinos» fue otro de los colaboradores de «+Doce de Galicia», como ya hiciera el pasado año con la cata dedicada a las variedades ancestrales de Galicia.

La publicación especializada, editada por José Ramón Domínguez, nació en 2013 en Vigo con el objetivo de convertirse en un foro vinculante para empresarios y profesionales del mundo del vino, acercando al público todas las novedades del sector. «Cepas y Vinos» en su versión impresa tiene una periodicidad trimestral y cuenta con su versión digital (www.cepasyvinos.com), que se actualiza semanalmente.

IMG_7353-a

Cata «+Doce de Galicia». La opinión de los expertos

A los participantes en nuestro panel de cata les hemos preguntado si era la primera vez que participaban en un evento de estas características y su valoración del mismo, las diferencias con una cata de vinos «tradicionales» y qué variedad les había llamado más la atención. Estas fueron sus respuestas:

 IMG_7362-A

Alejandro Paadín. Sumiller del Restaurante Alborada (A Coruña)

«El dulce de Branco Lexítimo está muy por encima de lo que podríamos esperar»

-Casi todos estos vinos ya los conocía, ya los había probado, pero por separado. Tener la oportunidad de probarlos todos juntos, comparando unos con otros, te abre la perspectiva y ves la gran diversidad que hay en Galicia y las posibilidades. Algunas, a veces, van en una línea que aún precisa de ajustes y otros son productos equilibrados, redondos, de gran recorrido y fruto de años de trabajo. Creo que Galicia tiene un gran potencial en vinos dulces.

-Esta cata ha sido completamente diferente a cualquier otra cata con vinos blancos o tintos. Primero, fatiga más, no sólo por el azúcar residual sino porque suelen ser vinos más intensos, por el método de elaboración, y normalmente son vinos de añadas un poquito más antiguas. Al final tienes que esforzarte un poco más, no en encontrar aromas, sino en identificarlos.

-La variedad que más me ha sorprendido, que ya habíamos probado en otras catas, ha sido la Branco Lexítimo. El vino dulce de esta variedad está muy por encima de lo que podríamos esperar. También me han sorprendido los vinos dulces experimentales que hemos probado y los de Rías Baixas, muy equilibrados.

 IMG_7372-A

Carmen Gómez. Directora Técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen El Bierzo.

«Hay que fomentar estas elaboraciones y seguir trabajando en ellas»

Había participado en otras catas organizadas por Luis Paadín como la de Garnachas en Valdeorras o con variedades ancestrales de Galicia, pero nunca en una de vinos dulces. La experiencia me ha gustado mucho, ha sido diferente.

-Hay que cambiar el chip para cada cata. Cuando pruebas vinos jóvenes, más frescos, tienes que saber frente a lo que estás, y con una cata de vinos dulces te aparecen notas diferentes que no vas a encontrar en los vinos secos. En cualquier caso ha sido una experiencia muy grata.

-Me han llamado la atención los últimos vinos catados, los que ya presentaban una cierta longevidad, vinos mucho más complejos, y con notas y características diferentes a los vinos que tomamos al principio que procedían de las últimas cosechas y que eran más comerciales. Me ha gustado mucho la Treixadura y el Godello tostado, y también me sorprendió el tostado tinto del Ribeiro. Son elaboraciones que creo que hay que fomentar y seguir trabajando en ellas porque cada zona y variedad tiene sus particularidades.

 IMG_7365-A

Ruth Fernández. Técnica del Consello Regulador de la D.O. Ribeira Sacra

«Me ha sorprendido el dulce tinto elaborado con Caíño longo»

Es la primera vez que participó en una cata como esta, dedicada exclusivamente a los vinos dulces. Me gustó porque he descubierto el potencial de algunas variedades para poder trabajar con ellas en este tipo de vinos.

-Es una cata diferente, sí. Por la zona en la que trabajo, estoy más acostumbrada a los vinos jóvenes y creo que quizás hay que estar un poco más entrenado para poder determinar, por ejemplo, la compensación entre la acidez y el dulzor, pero cualquier persona que esté relacionada con el sector va a disfrutar de una cata como esta.

-Me gustó mucho el Blanco Legítimo, me pareció muy interesante. También me quedé sorprendida con un dulce tinto elaborado con Caíño longo, creo que es una variedad muy interesante para trabajar con ella en esta línea de vinos.

 IMG_7364-A

Constantino Iglesias. Presidente de la Asociación Galega de Catadores.

«Ribeiro y Valdeorras tienen variedades que se prestan muy bien para elaborar este tipo de vinos

-Es la primera vez que participó en una cata monográfica de vinos dulces como la que celebramos aquí en Castrelo de Miño. Ha sido una experiencia muy interesante porque ves por dónde van las denominaciones de origen con respecto a estos vinos. Ha sido una gran idea organizar una cata como ésta.

-Para las catas siempre hay que prepararse de la misma forma, saber qué vas a beber e intentar determinar la personalidad del tipo de vino que estés catando en ese momento. Tienes que ir preparado mentalmente, nada más, porque catar se pueden catar hasta las aguas.

-No puedo destacar una variedad sobre otra, pero sí que noté que con la uva Albariño, que son vinos más ácidos, sí tienen que trabajar un poco más con ellos. A diferencia de la zona del Ribeiro o Valdeorras, que creo que tienen más variedades que se prestan a este tipo de elaboraciones y más experiencia. Me sorprendió el Caíño.

Angel 

Ángel Germade. Gerente de Bodegas Gargalo, de la D.O. Monterrei

«Catas como ésta ayudan a fomentar el interés por los vinos dulces»

– Era la primera vez que participaba en una cata dedicada en exclusiva a los vinos dulces y me ha gustado. Me parece bien que las bodegas apuesten por la diversificación y aunque en Galicia no se apuesta mucho por este tipo de vinos, me refiero a las cartas de los restaurantes. Hay mucha labor que hacer en este sentido. Esta cata ayuda a fomentar el interés por este tipo de elaboraciones.

-Yo c reo que hay tener la mente y los sentidos despejados y creo que esta hora (por la mañana) es la idónea para que las papilas gustativas estén a tope. Quizás sea un poquito más pesada que una cata digamos tradicional, sobre todo por el azúcar, pero al final se hace bien.

-Me sorprendió mucho el Branco Lexítimo es una pasada. Hemos probado un vino dulce hecho con esta variedad y aunque era de una añada ya antigua, conserva perfectamente la acidez.

 IMG_7363-A

Beatriz Soto. Directora técnica de la Denominación de Origen Ribeira Sacra

«En Galicia siempre hubo este tipo de elaboraciones y ahora se están recuperando»

– Es la primera cata de estas características en la que participo y estoy sorprendida por todo lo que se está haciendo, porque estamos hablando de muy poco tiempo. El vino dulce es una elaboración muy complicada y la media fue muy buena, mucho mejor de lo que se esperaba.

-Han sido 18 vinos y aunque se pueda hacer un poco más pesado, porque son vinos más difíciles de catar, fue una cata muy distendida. Se alargó en el tiempo porque fuimos comentando uno a uno, pero se llevó muy bien.

-La mayoría eran variedades gallegas y son vinos que dan ese varietal con los toques que le produce el hecho de que el vino sea hecho con ese tipo de elaboración que les hace diferentes. En Galicia siempre hubo este tipo de elaboraciones, se dejaron de hacer durante un tiempo pero ahora se están recuperando. Si tengo que quedarme con una variedad de las que hemos probado, el Branco Lexítimo, fue sorprendente.

IMG_7364-A

Jorge Mazaira. Director Técnico C.R. Denominación de Origen Valdeorras

 «En vinos dulces tenemos un potencial por desarrollar importantísimo»

 -Ya había participado en otras experiencias de este tipo y en alguna feria dedicada a estos vinos a nivel internacional, donde pudimos catar distintas variedades. Estoy acostumbrado a este perfil de vino.

-La preparación creo que es la misma para cualquier cata en la que participes. Lo que tienes que tener claro es que los conceptos son diferentes. Si no estás acostumbrado a este tipo de elaboraciones, una cata como la de hoy te puede descolocar un poco ya que hablamos de una concentración de azúcares importante y, sobre todo, lo que se tiene que buscar en este aspecto. Son vinos con un rendimiento de un 10 o un 15% , con costes de producción muy elevados. Tenemos un potencial por desarrollar importantísimo. En Valdeorras se vienen haciendo desde hace muchos años, pero hay que dar un paso adelante para estar en un nivel competitivo.

-Conocía la mayoría de las variedades que se presentaron en la cata, pero me ha sorprendido la Albariño, creo que tiene un potencial enorme gracias a su acidez, la Godello, por su estructura, y el Branco Lexítimo, que lo había probado anteriormente pero me ha vuelto a enamorar. Algo que se ha hecho una vez y sale a un nivel tan alto, ahí te dices que es una variedad para hacer lo que uno quiera.

Santi

Santiago Pérez. Técnico del C.R. de la Denominación de Origen Valdeorras

 «Lo maravilloso de estos vinos es el intercambio de azúcar y acidez»

 Era mi primera vez en una cata de vinos dulces y me llevo una impresión buenísima, única. Y la palabra que se me viene a la cabeza tras esta cata es la de futuro. La diversificación de este tipo de elaboraciones en Galicia es realmente espectacular.

-Estamos acostumbrados a participar en catas y lo magnífico que tienen estos vinos es el intercambio de azúcar y acidez. Los grados alcohólicos no es que sean excesivos. Es un conjunto equilibrado de la uva y me ha parecido una cata excelente.

-Las variedades, por mi trabajo, generalmente las conozco y sabía de su potencial, pero su potencial de envejecimiento me parece en muchos casos mejor de lo que esperaba.

IMG_7368-A

Xosé Carballido. Presidente del Comité de Certificación y Calidad del C.R. D.O. Ribeiro

 «La Treixadura es una joya para hacer este tipo de vinos»

 -Hacemos con frecuencia catas de vinos dulces pero en una tan completa como ésta es la primera vez que participo. La experiencia ha sido muy interesante y hemos visto cosas muy curiosas. El tema de los tostados ya es tradición en nuestra zona (Ribeiro), pero el resto de elaboraciones me han parecido interesantes, aunque desde el primer momento me he decantado por los tostados.

-Hay que estar con los cinco sentidos alerta para no perderse ningún matiz.

-El Blanco Legítimo me ha sorprendido porque ha dado un vino interesante, singular y con un potencial impresionante. Ya me gusta esta variedad en los vinos digamos que tranquilos, y es la primera vez que lo tomo en vino dulce y la verdad es que me sorprendió. Después, también me ha gustado la Treixadura sí que también es una joya para hacer este tipo de vinos.

Pablo

Pablo Franco. Director Técnico C.R. Denominación de Origen Rioja

 «El azúcar, la acidez y el alcohol son los tres factores claves para interpretar los vinos dulces»

 Ya tengo experiencia en este tipo de catas, incluso a nivel internacional participando en catas de concursos en Alemania y Francia. En España aún no hay una apuesta clara por este tipo de elaboración.

-La preparación como catador es distinta para una cata de vinos dulces que para otro tipo de vinos, son perfiles completamente diferentes. Con un vino blanco por ejemplo lo que buscas es una intensidad aromática distinta y con estos vinos lo que buscas es complejidad, ese aporte del envejecimiento, cómo combina el azúcar con la acidez y el alcohol, que son tres factores claves a la hora de poder interpretar estos vinos.

-Ha sorprendido mucho el Branco Lexítimo de Betanzos por su alta concentración de acidez unido a un buen contenido de azúcar, pera esa acidez hacía que fuera un vino vibrante. De hecho, esta variedad la sigue desde hace muchos tiempo porque me parece una auténtica maravilla.

 

IMG_7359-A

José Dopazo. Miembro del Comité de Calificación de la D.O. Rías Baixas

 «Han encontrado muy buena acidez en el dulce elaborado con Albariño»

 -Nunca había participado en una cata como la que ha organizado aquí Luis Paadín. Son vinos que ahora están de moda y al consumidor final tienes que darle novedades porque es lo que está reclamando, así que me parece genial participar en una iniciativa como la de hoy. Son vinos fáciles y que merecen la pena probar.

-Todas las catas son similares, por lo menos yo me preparo de la misma forma, aunque sin olvidar que lo que estás catando son vinos dulces y buscar unas determinadas características.

-Me ha sorprendido el vino dulce hecho con uva Albariño, y eso que es una variedad de mi zona. Creo que tiene un potencial enorme y que han logrado una buena acidez. También me gustó mucho la Branco Lexítimo, pero esta variedad ya me había sorprendido la primera vez que la probé.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.