La bodega valdeorresa Godeval ha iniciado su vendimia 2016 con varios días de retraso con respecto a la añada anterior. Los trabajos empezaron en la finca Portela en el Concello de Vilamartín y en los próximos días irán, progresivamente, vendimiando el resto de parcelas según determinen los controles de maduración que se van realizando en las parcelas.

Los datos previos que maneja la bodega apuntan a una cosecha complicada por causas meteorológicas previas. Las uvas que ahora se recogen se han desarrollado con una primavera muy lluviosa lo que incrementó el riesgo de mildiu. Además a esto se unió que el periodo de floración estuvo marcado por el frío y la lluvia por lo que se alargó el tiempo de fecundación y cuajado de racimos. A continuación las olas de calor con altas temperaturas, estresaron las plantas por sequía y exceso de calor. El verano también trajo consigo tormentas con afectación por pedrisco. A pesar de todos estos factores adversos, gracias a la especial atención y oportunidad en los tratamientos que se han realizado desde la bodega, indican que creen que van a conseguir una vendimia calificable de “normal” en cuanto a cantidad. Por otro lado, la uva está sana y madura, el rendimiento en mosto va a ser muy bajo porque los granos de uva son pequeños y tienen poca proporción de pulpa y jugo, aun así se espera que la calidad sea excelente.

Este año la cantidad en kilos va a ser ligeramente inferior a la del pasado año en la que se alcanzaron los 127.000 kilos. Una producción que fue también baja, pero de buena calidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.