sdnp-june’14

Algo se está moviendo en los condados del sur de Inglaterra y en los del País de Gales, y no nos lo hemos querido perder. Por eso nos acercamos a sus viñedos y bodegas en los momentos de pre-vendimia. Nada mejor que el condado de Sussex para entender lo que está pasando, ya que allí se encuentran las bodegas que están adquiriendo prestigio con sus Sparkling Wines. El viñedo en UK se remonta a la época romana, hacía falta vino a la hora de construir el muro de Adriano frente a las tribus de los Pictos, se ve que para combatir los escalofríos que provocan el clima y la presencia de estos pobladores de origen gallego. Experiencia tienen, ya que a mediados del S.XVII elaboraban espumosos añadiéndole azúcar a los precarios vinos que producía Francia en aquella época. Pero es en los años 50 cuando comienza la industrialización de los viñedos y a partir de los ochenta su internacionalización. La campanada la dan en el 2005 cuando un espumoso de la bodega Ridgeview sorprende a todos obteniendo el mayor galardón en un concurso internacional de espumosos procedentes de más de 50 países, superando a champagnes de míticas maisons y prestigiosísimas marcas de Cava.

En el País de Gales e Inglaterra se producen en torno a 7 millones de botellas de vino, de las que cerca de 6 millones son de espumosos. Y en el 2020, cuando entren en producción los nuevos viñedos, ya estarán en los 12.000.000 de botellas anuales.

Después de probar unos cuantos “sparkling” elaborados con el método tradicional (champenoise) nos quedamos gratamente sorprendidos y si queremos definirlos, aunque aún no tenemos un perfil de tipicidad propia, podríamos decir que sí tienen aromas primarios al igual que los champagnes o algunos espumosos gallegos y la boca se parecería más a algunos buenos cavas. Es como cuando te preguntan ¿a qué sabe la iguana?, pues…. entre pollo y conejo, también te vale para el cocodrilo, pitón, etc.

A pesar de que el método de elaboración y las variedades son como en la Champagne, el clima y los suelos son notablemente diferentes (aunque hay zonas muy similares). Pero es el clima el que, aunque obligue a chaptalizar los mostos como en champagne, es diferente. Aquí sí es muy relevante la orientación de los viñedos y los distintos tipos de suelos, aún habiéndolos calizos y calcáreos, no marcan el carácter como en la Champagne.

Champagne este año comenzó la vendimia el 10 de septiembre, estando prácticamente terminada la primera semana de octubre. Como si tomase el relevo de Champagne, la vendimia comenzaba en Sussex con el pinot noir el 7 de octubre, dejando la chardonnay para una semana más adelante.

El precio medio en bodega de los “sparkling” es de 30€, tienen claro qué mercado les interesa. Como curiosidad decir que salvo vinotecas muy especializadas, es muy difícil encontrarlos en el mercado inglés (ni te cuento en España), ni en la vinoteca de los míticos almacenes Harrods de Londres, ni en la mayoría de los carísimos restaurantes londinenses (no es una ciudad para menesterosos). Se exporta casi todo el vino a EE.UU.

Hay runrún con las burbujas de UK, ya son varias las bodegas como Taittinger o vignerons como Pierson Whitaker de la Champagne, que llevan años plantando viñas en el sur del Reino Unido.

 

Espumosos de Galicia y los “negacionistas”

Entendemos que algunos  consumidores esporádicos o compulsivos de vino no crean en los espumosos de Galicia, pero lo que nos resulta incomprensible es la cerril actitud de los “negacionistas” gallegos. Los “negacionistas” son esa caterva transversal de profesionales y afines del sector del vino, la distribución y la hostelería, que como agoreros del apocalipsis proclaman a todo aquel que les quiere escuchar o leer, que en Galicia no se pueden elaborar buenos espumosos. Teniendo en cuenta que estos mismos “negacionistas” son los mismos que hace 5-10 años decían que Galicia no puede elaborar buenos tintos y hoy son los grandes defensores de los “tintos atlánticos” y que estos mismos “negacionistas” ya hace 25-30 años decían que el blanco era “eso” que se bebía cuando no había vino (tinto) y hoy sacan pecho diciendo que los blancos de Galicia son los mejores de España.  A todos ellos les formulamos una pregunta, ¿qué alegan para decir qué en Galicia no se pueden elaborar excelentes espumosos?

Por nuestro trabajo y nuestra pasión probamos todos los años todas las marcas de espumosos que se vienen elaborando en los últimos años en Galicia. Son una veintena de marcas que este año viene representando unas 180.000 botellas. En estas catas nos acompañan los técnicos de los CC.RR. y  algunos de los mejores sumilleres y enólogos de nuestro país, que puede que no salgan en la TVG, pero sí son los mejores, quizás por ello no sean “negacionistas”. Y todos concluimos que cada año nuestros espumosos son mejores y que tienen un enorme potencial.

Permítenos que en contraste de los profetas del NO, ejerzamos de evangelistas del SÍ. Sí tenemos unos suelos adecuados para elaborar espumosos, unas variedades primorosas con aromas primarios ya en uva de 11ºVol., acidez envidiable, con adecuados niveles de compuestos nitrogenados para crear “mousse” y potencial de buen envejecimiento tanto con carácter reductivo como oxidativo. Si no tenemos que chaptalizar los mostos como en Champagne, ni acidificarlos como en Cava. Señores y señoras “negacionistas”, ¿por qué insisten en qué no podemos hacer excelentes espumosos Galicia?, si además ya se han equivocado con los tintos y con los blancos. Dejen de ponerse en evidencia.

Los espumosos han llegado a Galicia para quedarse, les guste o no a los “negacionistas” y a los inmovilistas. No son ni moda ni una frikada. Los espumosos son los vinos que más se están vendiendo en el mundo: en la última década su producción ha aumentado un 40% y su consumo un 30%.

Permítenos que te hagamos varias reflexiones de lo que hemos sido partícipes.

Todas las regiones vitícolas del mundo que conocemos elaboran espumosos. En las dos últimas ediciones de Grands Jours de Bourgogne el protagonista institucional destacado eran los Crémants. En la visita institucional del jurado internacional de Citadelles du Vin a la sede  de las AOC de Burdeos, se nos recibió con una copa y cata de sus Crémants. En la primavera del pasado año, visitando bodegas del Veneto donde se elaboran muchos de los spumante Prosecco, comprobamos que en toda la región los jóvenes en las terrazas compartían botellas de spumantes; en una visita a Venecia cinco años antes solo se veía beber cervezas y algún spritz. Ahora siguen bebiendo spritz, alguna cerveza los güiris irredentos, muchos spumantes y bellinis. Y ya son muchas las bodegas que están también elaborando por el método tradicional. Este año en una visita privada que compartimos con el mismísimo Hugh Johnson a Schlossgut Diel en Nahe (Alemania), Armin Diel nos recibió con los espumosos de su reserva privada (probablemente unos de los mejores que hemos podido probar).

Nuestros espumosos no tienen que parecerse a ningún otro, no se admiten comparaciones. Tampoco son equiparables Cava y Champagne, por variedades, suelos y climas. Pues lo mismo ocurre en Galicia, nuestros espumosos son únicos y a la vuelta de 5 – 10 años empezarán a tener el reconocimiento entre los más grandes, porque lo tienen todo para ello.

Cava elabora excelentes espumosos desde hace apenas 10-15 años. Cuando se dan cuenta de que la calidad está en la viña, cambió todo. Se dice en el argot que el Champagne es el vino más tecnológico del mundo. Pues bien, aprendamos a hacerlos, todo lo demás ya lo tenemos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.