“O’Secreto tiene 750 referencias de vinos, de las que una parte muy importante son gallegas”

Xurxo Rivas y Pepe Vázquez son los propietarios de O’ Secreto, un local de referencia en A Coruña para los amantes del buen vino y del buen comer. Una carta cuidada y una bodega excepcional son dos de las características que definen a esta taberna (Alameda, 18), un local en el que conviven clientes de todas las edades con un mismo gusto por las cosas bien hechas. Del pasado y el presente de O’Secreto nos habla Xurxo Rivas.

El local, aunque no en esta ubicación, tiene más de cincuenta años. Cuénteme un poco la historia de O’Secreto.

Nosotros cumplimos este 2017 los veinte años al frente de O’Secreto. El original estaba en otra zona y Pepe lo cogió en el año 97. Según los clientes más mayores y algunos vecinos, el bar se había inaugurado en los años 30, pero nunca hicimos una investigación histórica rigurosa. Desde el 97 hasta el año 2001 estuvimos en el espacio original, y desde hace quince años atendemos a nuestros clientes en la ubicación actual, en la Alameda. No obstante, y a pesar de los cambios, mantuvimos el nombre y la esencia del primer local.

¿Siempre se llamó O’Secreto?

Parece ser que el nombre siempre estuvo ligado al local, aunque hubo una etapa en la que se lo cambiaron, pero cuando Pepe se hizo cargo en el año 1997 decidió recuperarlo. El edificio tenía dos bajos, en el de la derecha entrabas y ya accedías a un local, y en el de la izquierda, tenía un pasillo muy largo y al llegar al final se abría y estaba la taberna. Desde la calle, salvo que lo supieras, no te imaginabas lo que había ahí. Por eso el nombre de O Secreto.

¿Y qué tiene que ver Hemingway en todo esto?

Se lo añadimos nosotros. Aunque O’Secreto era conocido por el tema de comidas y tapas, es más un bar (vinos, cócteles) y pensamos que el espíritu de Hemingway casaba muy bien con el local.

¿Qué han ganado en este nuevo emplazamiento?

Llevamos ya muchos años y la calle donde estamos ha cambiado mucho desde que abrimos el local. Ganamos capacidad, espacio, luminosidad. Quizás hayamos perdido el encanto de aquel pasillo largo, de la madera, de las paredes de piedra, del toque tan auténtico que tenía la taberna original. Pero no nos podemos quejar del nuevo sitio, mucho más cómodo para trabajar y para los clientes también.

¿Qué se puede encontrar la persona que venga al Secreto?

Una cocina sencilla, con platos que creemos que le gustan a todo el mundo. Las cosas que hacemos, procuramos hacerlas bien. Por otra parte, tenemos una gran oferta de vinos, que es nuestra pasión, y los clientes pueden disfrutar de un sinfín de vinos que no suelen ser habituales para chateo.

¿Qué se pueden encontrar en la carta para picar?

La oferta gastronómica se podría dividir en tres partes, una  fría que incluye ahumados, conservas, patés, una elección de quesos muy amplia y embutidos de gran calidad, otra parte que es nuestra carta digamos que habitual con raciones (croquetas, calamares, pescados, carne…) y luego lo complementamos con una tercera parte dedicada a la cocina de temporada (bonito, caza…).

¿Cuántas referencias de vinos hay en el local?

Ahora mismo tenemos unas 750 referencias, de las que unas 180 son de vinos gallegos.

¿Cómo hacen la selección de vinos? 

Por comentarios de compañeros, por los contactos con los  bodegueros o bien por lo que lees en la prensa especializada. Intentamos estar al día de todo lo nuevo y de lo más interesante del sector para poder compartirlo con nuestros clientes. También es cierto que muchas de las bodegas que están surgiendo ahora el volumen de vino que elaboran es simbólico, así que procuramos tener esto en cuenta.

¿Hay alguna denominación de origen gallega que sea más apreciada que el resto por sus clientes?

Además de la moda del Albariño, hubo una época, y aún sigue pasando, en la que la demanda de Ribeiro era importante, y hoy en día los godellos  también tienen mucha presencia. Creo que vendemos a partes iguales Albariño, Godello y Ribeiro. Los blancos salen mejor, pero si comparamos el tinto gallego que vendíamos hace quince años y el que vendemos hoy en día, el crecimiento del tinto ha sido espectacular. De todas  formas, en O Secreto, me imagino que como en otros muchos sitios, el porcentaje de blanco gallego aumenta considerablemente en verano.

-¿Qué tipo de cliente es el que viene a O’Secreto?

Tenemos clientes de todas las edades. Quizás hace unos años estábamos más encasillados en una clientela mayor, pero después empezó a surgir el consumo de vino entre los más jóvenes y ahora viene gente de todas las edades.

¿La gente que viene aquí se deja aconsejar?

Tenemos una clientela bastante asentada y son personas que se dejan aconsejar, les gusta probar cosas nuevas, descubrir vino diferentes. Es algo que nos satisface mucho y procuramos corresponder trayendo cosas nuevas.

¿Organizan alguna actividad relacionada con el vino?

Hacemos presentaciones y catas para grupos reducidos a las que solemos invitar a nuestros clientes. Si queremos algo más masivo, hacemos la convocatoria por las redes sociales. No es algo que tenga una periodicidad fija, son actos puntuales.

Sobre El Autor

Redacción

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.