El Concurso Mundial de Bruselas, que este año se celebró en Valladolid, ya cuenta con los resultados de sus ganadores. España afianza su papel de liderazgo con 619 medallas, de las cuales 29 son ‘Gran Oro’, por encima de países como Portugal, Francia e Italia. De este modo, los vinos nacionales experimentan un papel protagonista en las tendencias del sector por noveno año consecutivo, y cuentan con la oportunidad perfecta para posicionarse en el mercado internacional con garantías de calidad, más allá de las fronteras europeas. En Galicia, las medallas, de Oro y Plata, han ido para 24 vinos de cuatro denominaciones de origen: Valdeorras, Rías Baixas, Ribeiro y Ribeira Sacra. En Cepas y Vinos hemos estado allí para contaros todo con detalle

La edición número 24 del Concurso Mundial de Bruselas, con España como sede -a través de la ciudad de Valladolid-, evaluó más de 9.000 vinos candidatos a una medalla. Entre ellos destacan los 2.002 españoles, casi un 23% del total, cuya inscripción experimentó un aumento de casi un 25% respecto a 2016. Este incremento ha repercutido directamente en el número de medallas, que este 2017 suman un total de 619, tal y como detalla el palmarés, disponible desde esta mañana en la web del Concurso Mundial de Bruselas.

 

Durante los días 5, 6 y 7 de mayo, un panel compuesto por más de 320 periodistas, compradores, enólogos y sumilleres de todo el mundo, ha dictaminado que los vinos españoles siguen, por noveno año consecutivo, ocupando un lugar privilegiado a nivel mundial. Entre sus galardones, 29 son ‘Gran Oro’, seguido por Portugal, que concentra 15, y Francia e Italia, con 13. Se trata de un dato muy positivo, ya que casi multiplica por dos esta preciada distinción con respecto a 2016 –cuando obtuvo 18-, que únicamente premia con ‘Gran Oro’ a un 1% de las muestras presentadas.

 

Entre los galardonados españoles de esta edición destacan los pertenecientes a tres regiones que han obtenido los mejores resultados, encabezados por los vinos de Castilla y León (182 medallas), La Rioja (134 medallas) y Cataluña (66 medallas). El próximo 9 de junio, Valladolid acogerá un acto donde se podrán catar algunos de los vinos premiados en esta edición.

 

En palabras del representante del Concurso Mundial de Bruselas en España, Frédéric Galtier: “la condición de España como anfitriona ha animado a los productores nacionales a presentar más referencias, materializando su apuesta por el Concurso Mundial de Bruselas como el escaparate donde promocionar sus mejores vinos en los mercados internacionales, y así impulsar su exportación más allá de sus fronteras europeas”.

 

Notable participación gallega

 

Un total de 23 medallas, de Oro y Plata, ha conseguido los vinos gallegos en esta edición del prestigioso certamen al que por primera vez ha acudido Cepas y Vinos. Cabe dar la enhorabuena en este sentido a tres denominaciones de origen: Rías Baixas, Ribeiro y Ribeira Sacra que se han hecho merecedores de estos galardones, de gran prestigio internacional.

MEDALLA GRAN ORO para:

  •  Valdeorras: Viñaredo Sousón 2012, bodega Santa Marta.

 

MEDALLA DE ORO los siguientes vinos:

 

  • Rías Baixas: Centola 2016; MDM 3 Crianzas 2012, Paco&Lola Prime 2015 y Veiga da Princesa 2016.

 

  • Ribeira Sacra: Rectoral de Amandi 2016 y Rectoral de Amandi edición limitada Barrica Manolo Arnoya 2014.

 

  • Ribeiro: Atlantis Treixadura 2016, Pazo do Mar 2016, Ramón do Casar Treixadura 2016 y Finca Viñoa 2015.

 

Las MEDALLAS DE PLATA correspondieron, por su parte, a los siguientes vinos:

 

  • Rías Baixas: Bernon 2016, Gotas de Mar Albariño 2016, Lagar de Costa 2016, Liñar de Vides 2015, Señorío da Torre 2015, Sin Palabras Albariño Edición especial 2010 y Sonrío cuando llueve Albariño 2016.

 

  • Ribeira Sacra: Abadía da Cova Barrica 2015, Abadía da Cova Mencía 2016, Bancales de Los Alcornoques 2015 y Regina Viarum Mencía 2015.

 

  • Ribeiro: Alter 2016 y Ramón do Casar Blanco 2016.

 

 

Una vez más, el concurso, según señalan desde su organización, se ha impuesto como revelador de las últimas tendencias y cambios del planeta vitivinícola, proporcionando un retrato instantáneo del sector, actualizado cada año en la misma época. El año que viene el certamen se trasladará al distrito de Haidián (Pekín) en China, uno de los países más dinámicos del mundo a nivel vitivinícola. Será una edición muy especial y sin precedentes, que se celebrará por primera vez fuera de Europa desde la creación del concurso.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.