El Servicio Técnico califica el ciclo vitícola 2017 como “excelente, con ausencia de plagas y enfermedades”

El Servicio Técnico ha presentado al Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas el Informe de Estimación de Cosecha 2017. En dicho documento, se indica que las buenas condiciones climáticas del mes de junio provocaron un alto ritmo de crecimiento vegetativo que, sumado a la excelente salud de los viñedos, contribuye a un previsible incremento en la producción para esta cosecha. Así, se prevé la recogida de cerca de 37,6 millones de kilogramos de uva, lo que significa alrededor de un 12% más que en la cosecha 2016, que fueron 33.404.961 kilos”, por lo que se estima un volumen de alrededor de 26 millones de litros de vino.

 

Esta situación viene propiciada también por una primavera muy seca y cálida, con una anomalía positiva en la temperatura media de 1,8ºC”. Además, el ciclo vitícola 2017 en Rías Baixas ha sido calificado por el Servicio Técnico como excelente, con ausencia de plagas y enfermedades. Recuerdan, en este sentido, que esta Denominación de Origen, a excepción de ciertos viñedos en las subzonas de Ribeira do Ulla y Condado do Tea, no se vio afectada por las fuertes heladas de finales del pasado mes de abril.

 

En función de la meteorología de este mes de agosto, y como consecuencia del adelanto del ciclo vegetativo de la vid, desde el Consejo Regulador están ultimando todos los preparativos ante la posibilidad de que la vendimia se tenga que iniciar antes.

 

El Informe de Estimación de Cosecha 2017 cuenta fundamentalmente con la información proporcionada por los técnicos de campo de las bodegas, cuyas observaciones y datos aportados en las encuestas se someten a un análisis detallado y a un procesamiento estadístico. Se ponderan en función de la superficie supervisada por cada técnico para contar, de este modo, con criterios unificados.

 

Además, y como tarea de refuerzo y garantía, personal de los servicios técnicos del Órgano de Control del Consejo Regulador, junto a alguno de los técnicos asesores de campo, se desplazan a las distintas subzonas de la Denominación de Origen para efectuar muestreos de los viñedos. De este modo, buscan corroborar la situación real sobre el terreno. En la actualidad, este Consejo Regulador acoge a 181 bodegas, 5.515 viticultores, así como 4.044 hectáreas cuyos viñedos suman 21.774 parcelas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.