Participaron en esta actividad del Consejo Regulador los asistentes a las jornadas de la UNED ‘Ruta literaria: el vino en las letras de Valle-Inclán, Rosalía y Cabanillas”

Sonia Otero, encargada de la cata-maridaje, explica la necesidad de “dar una visión nueva y más amplia al consumo de los aguardientes y licores tradicionales”

10 de octubre de 2017.- Una cata-maridaje ofrecida por el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas de los Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia maridó en Portas (Pontevedra) estos productos con dulces típicos de la zona. A esta actividad, impartida por la destiladora e integrante del panel de cata del Consejo Regulador, acudieron participantes en las jornadas ‘Ruta literaria: el vino en las letras de Valle-Inclán, Rosalía y Cabanillas’, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Se desarrolló en las instalaciones de la bodega Terras de Lantaño.

Esta iniciativa comenzó con la degustación de un orujo blanco de albariño y continuó con un maridaje de aguardiente envejecido, licor café y licor de hierbas con bizcocho, rosca y bandullo –o pudin de pan-, tres postres propios de la zona que se consumen en diferentes épocas del año.

Sonia Otero explica que a las personas que participaron les sorprendieron los productos: “es algo que suele suceder de forma especial cuando se consumen a la temperatura de servicio y en una copa adecuada”, asegura. Y en cuanto a la combinación con los dulces, señala que se realizó “buscando la afinidad de los aromas del aguardiente con los aromas presentes en estos postres”. No obstante, Otero detalla que también se puede experimentar con los contrastes, buscando un orujo o un licor que contrarreste la dulzura.

La conclusión de la encargada de la cata-maridaje es que es necesario “tener una visión más amplia del consumo de aguardientes y licores, que vaya más allá de los usos habituales”. Sonia Otero afirma que la propuesta de esta actividad “es muy aconsejable, por ejemplo, para cuando tengamos invitados en casa, porque es una combinación que da muy buen resultado e invita a tomar el postre realzando su sabor”.
Participaron en esta actividad del Consejo Regulador los asistentes a las jornadas de la UNED ‘Ruta literaria: el vino en las letras de Valle-Inclán, Rosalía y Cabanillas”

Sonia Otero, encargada de la cata-maridaje, explica la necesidad de “dar una visión nueva y más amplia al consumo de los aguardientes y licores tradicionales”

10 de octubre de 2017.- Una cata-maridaje ofrecida por el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas de los Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia maridó en Portas (Pontevedra) estos productos con dulces típicos de la zona. A esta actividad, impartida por la destiladora e integrante del panel de cata del Consejo Regulador, acudieron participantes en las jornadas ‘Ruta literaria: el vino en las letras de Valle-Inclán, Rosalía y Cabanillas’, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Se desarrolló en las instalaciones de la bodega Terras de Lantaño.

Esta iniciativa comenzó con la degustación de un orujo blanco de albariño y continuó con un maridaje de aguardiente envejecido, licor café y licor de hierbas con bizcocho, rosca y bandullo –o pudin de pan-, tres postres propios de la zona que se consumen en diferentes épocas del año.

Sonia Otero explica que a las personas que participaron les sorprendieron los productos: “es algo que suele suceder de forma especial cuando se consumen a la temperatura de servicio y en una copa adecuada”, asegura. Y en cuanto a la combinación con los dulces, señala que se realizó “buscando la afinidad de los aromas del aguardiente con los aromas presentes en estos postres”. No obstante, Otero detalla que también se puede experimentar con los contrastes, buscando un orujo o un licor que contrarreste la dulzura.

La conclusión de la encargada de la cata-maridaje es que es necesario “tener una visión más amplia del consumo de aguardientes y licores, que vaya más allá de los usos habituales”. Sonia Otero afirma que la propuesta de esta actividad “es muy aconsejable, por ejemplo, para cuando tengamos invitados en casa, porque es una combinación que da muy buen resultado e invita a tomar el postre realzando su sabor”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.