Ubicado en la vertiente suroeste de Galicia, concretamente en la zona meridional de la provincia de Pontevedra, Salvaterra  goza de un enclave privilegiado, a una altitud de 150 metros sobre el nivel del mar. Su relieve y la abundancia de agua se unen a su especial microclima  para convertir a todo el Concello en una envidiable huerta en la que predominan extensas plantaciones vitivinícolas y hortícolas. A ello contribuyen sus cinco ríos: Uma, Tea, Caselas, Mendo y, por supuesto, el Miño, como el río principal que penetra en Salvaterra desde As Neves, bañando las parroquias de Oleiros, Salvaterra, Arantei, Cabreira y Porto, terminando su curso en A Guarda, pasando antes por Tui. 

La viticultura, una de las actividades económicas más importantes del municipio

La comarca del Condado ha sido desde siempre una tierra privilegiada  para el cultivo de los mejores vinos albariños y condados. La composición de su tierra, su orientación cara al sur y el buen hacer de su gente han logrado que  los vinos de esta subzona merezcan, por méritos propios, el respeto  de expertos catadores.

Los vinos de la comarca son reconocidos desde antiguo. Sin embargo, desde la constitución del Consello Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, en el año 1988, el número de bodegas, la superficie dedicada al cultivo y la producción total de vino  crecieron de forma constante  y sostenida, según se desprende de los datos proporcionados por el propio Consello Regulador.

La Denominación de Origen Rías Baixas comprende las subzonas del Val do salnés, O Condado, O Rosal, Valmiñor, Sutomaior y Ulla. Todas ellas en la provincia de Pontevedra. En el área del Condado de Tea, la variedad Albariño ocupa la mayor parte de la superficie cultivada, aunque existen otras que también intervienen en la elaboración de algunos vinos como la Loureira Branca, Treixadura, Caíño Branco, Torrontés y Godello.

En general, la estructura de producción del Consello Regulador está dominada  por pequeñas bodegas, con una extensión media de superficie dedicada a las viñas de 0,46 hectáreas, según datos del Consello correspondientes al año 2003. La subzona del Condado do Tea presenta una superficie media superior, con 0,7 hectáreas.

La subzona del Condado de Tea es la que ha registrado un mayor crecimiento en producción total de uva, salvo la de la Ribera do Ulla, recientemente incorporada a la Denominación de Origen, con una progresión  que supera el 35% de incremento en el total del periodo 1999-2003, que según los últimos datos que refleja en su web el Concello de Salvaterra.

El mercado actual de los vinos de la D.O. Rías Baixas  es fundamentalmente nacional, pero con un porcentaje creciente de exportaciones, que se amplió notablemente en los años de la crisis económica, siendo los vinos gallegos más demandados a nivel internacional.

La capital del espumoso de Rías Baixas

Salvaterra homenajea al vino espumoso con una gran fiesta desde el año 2014. Se trata de una iniciativa pionera que el Concello decidió desarrollar para ayudar a promover este gran nuevo producto elaborado por varias bodegas de la comarca.

En esa primera edición, el Concello logró reunir a las 10 bodegas que elaboran  este vino y que lo comercializan  a través de 16 marcas, todas ellas amparadas bajo la Denominación de Origen Rías Baixas.

El vino espumoso es un producto que necesita una cuidadosa elaboración, más complicada que la del vino tradicional, pero aún así las bodegas y el Concello de Salvaterra se han comprometido en sacar adelante esta fiesta porque constituye una gran oportunidad para promover el turismo en Salvaterra y porque en Galicia no existí ninguna celebración similar, lo que ha convertido por méritos propios a este concello en la capital de los espumosos de las Rías Baixas.

En el transcurso de la fiesta, que se celebra siempre en la primera semana del mes de diciembre, destaca el curso de iniciación a los espumosos y a las catas que dirige Luis Paadín, primer embajador del Champán en  España.

La fecha elegida para la fiesta responde a que el espumoso salen en el último mes del año de su segunda fermentación tras dos años de elaboración.

El evento tiene lugar en el interior del Castillo de Doña Urraca,  bajo una gran carpa en la que se suceden diversas actividades como degustaciones y música en vivo.

La Fiesta del Vino del Condado, una cita imprescindible 

Los antecedentes de la Fiesta del Vino del Condado del Tea se remontan al año 1959, concretamente al mes de julio, fecha en la que se sitúa el inicio de esta celebración que en aquel momento se denominaba Fiesta de la Vendimia.

El fundador de esta fiesta fue José Rodríguez Ojea, que llegó a ser alcalde del Concello. Indiano llegado de Brasil, al instalarse en Salvaterro de Miño entró a formar parte de la Irmandade de Labregos e Gandeiros San Lourenzo, con sede en la denominada Casa Sindical ubicada en el actual casco urbano del municipio.  Se trata por lo tanto  de la segunda fiesta gastronómica más antigua de Galicia, por detrás de la Fiesta del Albariño de Cambados.

Según se recogen en las actas notariales que se conservan, la Irmandad de Labradores e Gandeiros San Lourenzo de Salvaterra de Miño organizó en 1959 el I Gran Concurso de Vinos del Condado. Inicialmente, en esta Fiesta de la Vendimia participaron pequeños bodegueros de las diferentes parroquias del municipio y el ganador se daba a conocer tras una cata ciega de vinos blancos y tintos.

En esos primeros años, la fiesta consistía, además del concurso de vinos, e una comida degustación  de productos típicos de la zona, acompañados por los vinos ganadores del concurso. Esta comida se celebraba en el Castillo de Dona Urraca, dentro de la fortaleza de Salvaterra.

1975 y 2016, años clave para la fiesta

A partir de 1975 el Concello de Salvaterra do Miño se hace cargo de la organización de la Fiesta del Vino del Condado del Tea, en colaboración con la Irmandade. En este año se mantiene el Concurso-certamen de Vinos del Condado. En la fiesta se ofrece una degustación gratuita de vino producido en las pequeñas bodegas de las diferentes parroquias y se celebran diferentes actos de marcado carácter cultural e institucional. En 1977 se introduce como un acto de exaltación de la fiesta la edición de un matasellos conmemorativo, que se mantiene hasta el día de hoy.

En esa época de finales de los años sesenta se organiza por primera vez una comida popular abierta a todo el público.

En 1998 el concello decide que el vino de la D.O. Rías Baixas sea el único que se promocione en la fiesta. De esta forma,  la tradicional Fiesta del Vino del Condado, junto con el peso del vino en la economía del municipio, la calidad de sus productos y la gran extensión de viñedos, hacen de Salvaterra del Miño la capital de Vino del Condado del Tea.

En el año 2016, el evento consigue la declaración de Fiesta de Interés Turístico.

La Fiesta del Vino del Condado tiene lugar cada año el último fin de semana del mes de agosto. Los numerosos visitantes que se acercan hasta la localidad para participar en la celebración  pueden degustar el delicioso vino de esta subzona, acompañado por productos típicos como pulpo, lamprea, sardinas o empanada.

Los participantes pueden asimismo elegir entre un buen número de actividades como conferencias, catas comentadas, exposición de vinos, concentración de coches de época y una muestra filatélica, en la que se pone en circulación el matasellos que conmemora la fiesta .

También se lleva a cabo la celebración de los premios a los “Vinos deliciosos del año”, galardones que se entregaron por primera vez en el año 2000 a iniciativa del Concello de Salvaterra.

Sobre El Autor

Redacción

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.