La Rioja, Álava y Navarra. Son los tres territorios que componen la D.O. Ca Rioja y que con sus iniciales dan nombre a LAN. No es un capricho, sino el reflejo del vínculo de esta bodega a la tierra. Su vocación de practicar una viticultura de calidad con pleno respeto al territorio se ve ahora intensificada con el lanzamiento del Xtrème, un vino de producción ecológica.

Cuando casi nadie lo hacía, Bodegas LAN comenzó a primar la uva de calidad y no la cantidad de uva para elaborar sus vinos. En los años setenta, cuando se fundó la bodega, suponía un cambio de mentalidad importante. Quizá aún hoy. Centrarse en la viticultura, respetar la vid, la tierra y la materia prima que ofrecen, no acelerar los procesos naturales… la sostenibilidad ha sido una constante en su trabajo desde antes de que el término estuviese en boca de todos. Ahora LAN da un paso más en esa línea con el lanzamiento de su primer vino ecológico, LAN Xtrème.

Se trata de un Tempranillo elaborado a partir de una selección de cepas de la parcela Mantible Ecológico, que ocupa cinco hectáreas de extensión en la finca Viña Lanciano , propiedad de la bodega desde sus inicios. Xtrème es un crianza que se caracteriza por la mínima intervención desde su origen, en absoluta coherencia con los principios de esta bodega de referencia en la D.O. Ca. Rioja.

El nuevo vino preserva la fidelidad a los orígenes que ya define al resto de la gama de LAN, desde los universales Crianza, Reserva y Gran Reserva a los específicos de finca Viña Lanciano, LAN A Mano y Culmen, pasando por el singular D-12.

 

RESPETO POR EL TERROIR

El viñedo esencial de LAN, su seña de identidad, es Viña Lanciano. Son 72 hectáreas en el límite de la Rioja Alta y la Rioja Alavesa situadas en un meandro natural del Ebro que el río ha ido labrando siglo tras siglo. En él las cepas hunden sus raíces para  llegar a los nutrientes, factor que se traslada en el carácter a de los vinos. Al estar al abrigo de la Sierra de Cantabria, no tienen que soportar en exceso ni las heladas del invierno ni demasiado calor estival. Un microclima que completa las condiciones necesarias para contar con un terroir extraordinario de cara a la elaboración de grandes vinos.

Así las cosas, desde siempre en LAN han apostado por dejar hacer a las viñas y al terreno con profesionalidad, cuidado y respeto. Esto no significa mantener una actitud contemplativa, sino tomar en cada momento las decisiones más ajustadas para que la uva progrese de forma adecuada, sin necesidad de hacer sufrir a la tierra ni presionar las cepas. De esta manera, utilizan técnicas como fomentar la autodefensa de las plantas y propiciar la aireación y la luminosidad de los racimos a modo de microclima.

MÁXIMO CUIDADO EN LA ELABORACIÓN

En la propia vendimia el esmero es exquisito, ya que se realiza manualmente en cestos de veinte kilos de capacidad y siempre en el momento óptimo de maduración. A su entrada en la bodega, la uva pasa además por una doble selección manual, primero la de racimo y después la de grano. Solo la que está en perfecto pasará a la siguiente fase de elaboración.

Y es que la bodega destaca por la búsqueda de la excelencia y la innovación en cada fase de la elaboración y la crianza del vino. En sus instalaciones, de hecho, cuenta con un sistema único de climatización, apilado y trasiega que garantiza que la crianza se desarrolle en unas condiciones perfectas. Una nave de crianza única en el mundo que alberga una amplia selección de distintos tipos de roble, lo que permite a LAN que la crianza se adapte de forma personalizada a las variedades de uva y a las parcelas de las que proceden.

En el uso de la madera la bodega realiza una encomiable labor. Utiliza barricas de roble ruso y fue pionera en emplear las mixtas, con roble americano en las duelas y francés en los fondos. Sus tipos de tostado varían para adaptarse a lo que precisa cada vino y la renovación periódica de las barricas es continua para poder obtener siempre el máximo potencial de los vinos.

El proceso de perfeccionamiento de los vinos no pierde intensidad en su fase de afinado en botella. Utilizan la quietud y el tiempo para que el vino gane en complejidad, desarrolle sus matices y potencie sus aromas. Un capítulo imprescindible para que cada tipo de vino acentúe su personalidad, sin dejar de lado su apellido LAN, sinónimo de vinos amables, untuosos y redondos en el paladar.

GAMA DIVERSA

En LAN les gusta considerar a sus vinos como una familia que comparte apellido con orgullo pero sin renunciar a la personalidad de cada miembro. De ahí que su gama sea muy diversa pero a la vez muy identificable.

Los más universales son los LAN Crianza, Reserva y Gran Reserva, nacidos a partir de uva procedente de unas 400 hectáreas de proveedores históricos de Rioja Alta y Rioja Alavesa. El crianza es de viñedos de entre diez y veinte años y pasa catorce meses en barrica y nueve en botella. El reserva procede de viñedos seleccionados de unos veinticinco años y pasa dieciséis meses en barrica y veinticuatro en botella. Y el Gran reserva, también de viñedos seleccionados, suma dos años de crianza y tres de afinado en botella.

Como vino muy singular, la gama se expande con el LAN D-12 o depósito 12, que recoge la tradición de los antiguos viticultores riojanos de reservar su mejor depósito para consumo propio. Es un tinto elaborado a partir de una selección de cepas de pequeñas parcelas, también de la Rioja Alta y Alavesa.

El acento a las singularidades se percibe en sus tres vinos de finca. Viña Lanciano, elaborado de cepas seleccionadas de más de treinta años, es un homenaje al viñedo original de la bodega. LAN A Mano es un ejercicio supremo de artesanía, una edición limitada que se elabora con una cuidadosa selección manual de cepas de muy escasa producción del pago El Rincón. Y Culmen se erige como la referencia más sofisticada de LAN, puesto que únicamente se elabora en añadas excepcionales y con una selección de cepas de entre cuarenta y sesenta años, de escaso rendimiento y cualidades soberbias.

El compromiso con la tierra presente en el conjunto de la gama se evidencia ahora aún más con la incorporación del ecológico LAN Xtrème, una delicia que debemos saber apreciar por el meticuloso y coherente trabajo que tiene detrás. Es un vino de futuro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.