Burgos acogerá los próximos 7 y 8 septiembre el Duero International Wine Fest con la presencia de influyentes ponentes internacionales. Destinado a los profesionales del vino, prensa nacional y prensa internacional, el congreso nace con el objetivo de posicionar el Duero como uno de los ríos vitivinícolas más importantes del mundo. El programa contará con masterclass y catas irrepetibles de la mano de los expertos y entidades nacionales y foráneas más reconocidos. Se presentarán los resultados del programa de recuperación de variedades minoritarias de Castilla y León en peligro de extinción y los resultados de su vinificación.

Los próximos viernes 7 y sábado 8 de septiembre tendrá lugar en el Forum Evolución de Burgos la primera edición de Duero International Wine Fest, un congreso pionero impulsado por la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León que nace con el objetivo de posicionar el Duero como uno de los ríos vitivinícolas más importantes del mundo.

Reconocidos expertos nacionales e internacionales pondrán en valor el potencial real de los distintos terruños y ecosistemas del Duero a través de un atractivo programa de Masterclass y Catas Exclusivas. Estas abordarán desde múltiples perspectivas, como la diversidad de suelos y variedades o la clasificación del terruño, el impacto directo del río Duero en las diversas zonas geográficas que lo envuelven y su importante repercusión mundial.

El programa ha sido confeccionado por un comité asesor presidido por Pablo Álvarez (CEO de Tempos Vega Sicilia) y coordinado por Juan Manuel Bellver (director de Lavinia España). En él participan figuras emblemáticas de los distintos sectores profesionales del vino, entre los que destacan José Manuel Pérez Ovejas (Viña Pedrosa), Paco Berciano (Alma Vinos Únicos), Pilar Molestina (Anuario de Vinos de El País) o Enrique Pascual (presidente del Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero).

El congreso vitivinícola será el escenario para presentar los resultados de un proyecto que se inició en el año 2002 para la recuperación y caracterización de variedades minoritarias en peligro de extinción de Castilla y León y que ha permitido la localización de un importantísimo número de variedades minoritarias hasta determinar la importancia de unas 25 nuevas, ni registradas ni reconocidas oficialmente. De éstas, 14 presentan notorias aptitudes para la elaboración de vinos de calidad, entre las que figuran castas como prieto picudo oval, negro saurí, puesta en cruz, rufete blanco (verdejo serrano), bruñal, bastardillo chico, mandón, gajo arroba, tinto jeromo y, en el Bierzo, merenzao y estaladiña.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.