La bodega valdeorresa Godeval abrirá su vendimia 2018 con casi un mes de retraso con respecto a la añada anterior. Será la primera bodega de la D.O. Valedoras en abrir campaña de vendimia en el territorio amparado. Los técnicos de la bodega apuntan a que esta fecha es “normal” dentro del histórico de la misma, ya que la cosecha 2017 fue demasiado adelantada por las condiciones meteorológicas de aquel momento. La recogida de la uva será continua hasta el fin de la campaña.

Los trabajos empezarán en la finca Portela en el Concello de Vilamartín y en los días siguiente irán, progresivamente, vendimiando el resto de parcelas según determinen los controles de maduración que se están realizando. Los datos previos que maneja la bodega apuntan a una cosecha con uva muy sana y con un 10% de incremento sobre la añada anterior.

Controles de maduración

Mientras se preparaba todo el material y personal para empezar los trabajos de recolección, desde hace unas tres semanas, se iniciaron controles de maduración para determinar con precisión el momento de recogida óptimo para cada viñedo.

Entre control ha consistido en recoger unos 200-300 gramos de uva de diferentes cepas, racimos, orientaciones y altura en cepa, repartidos por toda la superficie, buscando que la muestra sea lo más representativa posible. De la muestra se analiza el contenido en azúcares y la acidez. A lo largo de los días se ve la evolución del incremento de la glucosa/fructosa, y la reducción del contenido ácido, que aporta pistas para encontrar el equilibrio del futuro vino.

La vendimia se presenta con buenas expectativas, de momento la uva está muy sana, hay una cantidad apropiada, no excesiva y la evolución de la maduración es la correcta.

Sobre El Autor

Redacción

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.