La Asociación por el Desarrollo de Negueira de Muñiz, organizó la primera Jornada de vendimia en el lugar de Sanformar, donde se descubrieron y dieron a conocer mas de veinte bodegas centenarias, hoy abandonadas pero que sirvieron para elaborar y guardar vino hasta la década de los sesenta del pasado siglo.

Durante la jornada se hizo una demostración de pisado de la uva por el método tradicional en un antiguo “baño”y una visita a las bodegas que aunque semiderruidas dan la imagen de lo que en sus días fue Sanformar y la importancia vinícola de la zona que bien podría denominarse de “heroica” dado el gran desnivel de la zona y la dificultad de llevar las uvas desde los viñedos hasta las bodegas.

Celia y Armando, propietarios de la única bodega que aún esta en buen estado de conservación, dieron una charla plagada de anécdotas a los numerosos asistentes a esta primera jornada de la vendimia de cómo era la vida de los cosecheros y bodegueros de la época y de las vicisitudes que pasaron para poder desarrollar su trabajo.

Esta jornada pretende poner en valor un patrimonio único y potenciar el turismo rural, todavía en estado embrionario de Negueira de Muñiz, pero que cuenta con el animo y las ganas de trabajar de gente joven para sacar adelante el ansiado proyecto.

Gente como Luís Río Muíña, Presidente de la Asociación por el Desarrollo de Negueira de Muñiz, Francisco Javier San Román Lledin, propietario de la bodega Sidrón y Manuel Cancio López, propietario de la bodega Panchín, encabezan una lista de hombres y mujeres empeñados en poner a Negueira de Muñiz en el mapa turístico de Galicia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.