Bodegas Langa lanza su gama premiumde Reyes de Aragón Gran Reserva y Reserva, además del cava ICE Reina Petronila

El alcalde de Sijena ha recibido una placa conmemorativa por la venta de la botella número 155.000 con la chapa “Monasterio de Sijena”

 

Bodegas Langa ha presentado, bajo los muros del Monasterio Santa María de Sijena, la renovada línea de cavas de alta gama Reyes de Aragón con tres nuevas incorporaciones a esta galardonada serie: el Gran Reserva, Reserva y Ice Reina Petronila. Estas piedras, panteón real de la Corona de Aragón, han sido el lugar elegido para manifestar toda una declaración de intenciones: seguir escalando posiciones hasta alcanzar el trono y convertirse en el referente a presidir las mesas españolas esta Navidad.

Así, esta mañana, con presencia del alcalde de Villanueva de Sijena Alfonso Salillas, el director técnico de la bodega César Langa ha descubierto la vitrina que guardaba las “joyas de la corona”. Por un lado, un Gran Reserva Brut Nature, con una crianza de 3 meses en barrica y una posterior en botellas de más de 40 meses. También un Reserva Brut Nature, madurado también en barrica y con una crianza más corta sobre lías. Finalmente, el Ice Reina Petronila, un nuevo cava 95% Macabeo y 5% Chardonnay, con aromas de pera madura, frutas tropicales y flores. Unos deliciosos espumosos que surgen de viñedos extremos a elevada actitud, 700-1.000 metros, con suelos minerales de pizarras y una climatología singular de grandes diferenciales térmicos y escasa pluviometría; todo ello peculiaridades propias de esta zona viticultora.

Este cava se une a los ya consagrados El Monje Brut Nature y El Casto Brut Reserva. Y es que, la sólida trayectoria de esta colección de cavas continúa escalando posiciones para alcanzar el trono, tal como lo demuestran los triunfos cosechados año tras año y que lo sitúan como el cava más premiado de Aragón. Entre estos galardones destacan las medallas de oro en prestigiosos concursos internacionales como “Bacchus” o “Wine Pleasures”; mejor cava del mundo según la revista inglesa especializada “Decanter” con la denominación “Best in Show”; y el reconocimiento de expertos como el crítico estadounidense Robert Parker, que puntuó este espumoso con 90 puntos en “Wine Advocate”, o más recientemente James Suckling. Además, gracias a estos cavas, Langa se alzó con cuatro Zarzillos de Oro y tres de Plata en la decimosegunda edición de estos prestigioso premios.

Bodegas Langa, ubicada en el entorno de Marivella, en la comarca zaragozana de Calatayud, es la principal productora de cava de Aragón, gracias a las 200 hectáreas de viñedos propios y controlados de las que brotan las variedades de Chardonnay y Macabeo con las que elaboran sus cavas.

Con más de 150 años de historia y casi 50 elaborando cava, hoy la quinta generación familiar de Bodegas Langa, con los hermanos Juan y César Langa a la cabeza, produce medio millón de botellas de espumosos al año, y otras tantas de vino, de las cuales su mayoría parten hacia el extranjero. Concretamente un 60% de sus cavas y el 98% de sus vinos se venden en países europeos y también en Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, Japón, China, Taiwán, Nueva Zelanda y Australia. Además, próximamente inaugurarán una nueva nave de 1.500 metros cuadrados más a añadir a sus actuales instalaciones, espacio destinado a una nueva línea de envasado y aumentar un 30% su capacidad de almacenaje, con el fin de superar su millón de producción al año.

Entrega de placa homenaje

La presentación de esta nueva colección de cavas ha elegido las piedras del solemne y descomunal monasterio de Santa María de Sijena por su regio pasado, ya que fue tumba de importantes Reyes de Aragón como Pedro II el Católico, Doña Sancha y sus hijos, entre otros; además de Archivo de la Corona de Aragón.

Sin embargo, hoy sus piedras son más conocidas por el litigio de obras de arte sacro iniciado en 1996 entre este monasterio y el Museo de Lérida. Por eso hoy, justo cuando se cumple un año de la devolución de parte de los bienes, Bodegas Langa ha querido celebrar este momento histórico y también agradecer a Ildefonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, que brindase con su cava aquel día, poniendo en valor la excelente salud de los cavas aragoneses.

Por esta razón, a la finalización del acto, César Langa ha querido hacer un guiño a este gesto y ha entregado una placa conmemorativa al edil, con motivo de la venta de la botella de cava número 155.000 con chapa “Monasterio de Sijena”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.