El conselleiro del Medio Rural, José González, comentó que la postura que Galicia presentará al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre la Política Agraria Común 2020 será acordada previamente con los sectores implicados en la mesa de trabajo multidisciplinar creada para concretar las ayudas de Galicia al plan estratégico español. De esta manera, se preténde conseguir una propuesta en la que todos los implicados se sientan representados y en  la que se especifiquen las peculiaridades de nuestro territorio.

Precisamente este plan estratégico nacional comezo a elaborarse en el  consejo consultivo de política agrícola celebrado en Madrid. El propio conselleiro José González aseguró la sesión de “muy productiva” ya que se celebró un debate “muy rico” en el que se trataron aspectos muy relevantes de la futura PAC y para los intereses propios de Galicia.

Así, se abordó, por ejemplo, la definición del agricultor genuíno, los derechos de pago individuales y las limitaciónes de ayudas por explotación, que Galicia quiere situar en 60.000 euros. Además, se estudió también la posibilidad de implantar el pago redistributivo de forma que el importe de las primeras hectáreas sea superior al del resto, para garantizar ese apoyo a las pequeñas y medianas explotaciónes, propias de Galicia, y que precisamente son las más respectuosas con el medio ambiente y generadoras de más empleo. Del mismo modo, se apeló a la defensa de aquellas explotaciónes situadas en zonas con limitaciónes naturales y de montaña

El conselleiro señaló a la saiída del encuentro que, en definitiva, lo que defendemos es el decálogo previo pactado con el sector en defensa de los agricultores y ganaderos. Precisamente por eso, la consellería creará este grupo de trabajo gallego que, en paralelo al del ministerio, aunará los esfuerzos de todos los entes implicados para así defender mejor los intereses de los agricultores y ganaderos gallegos. “En el, invitamos a todos los sectores implicados a llegar a acuerdos para que nuestra posición vaya consensuada”, señaló José González.

Por todo eso, el Goberno gallego defiende que el plan estratégico nacional debe contemplar las particularidades de cada comunidad. El conselleiro señaló que se trata de buscar un equilibrio entre una PAC común a nivel de la Unión Europea y el reconocimiento de las especificidades de cada lugar.

Al hilo de esto, el titular de Medio Rural explicó que precisamente es ahora cuando el debate en el seno del Estado se eleva a su máximo nivel y cuando los gobiernos autonómicos pueden mantener un intercambio político con el ministerio, de tal manera que el Gobierno central pueda recojer las demandas y orientar su planificación estratégica. Así, el conselleiro señaló que el propio ministerio entiende que la PAC 2020 debe ser el resultado de una análisis previa de las necesidades de la agricultura, de la ganadería, de la silvicultura y del medio rural en general y que su resultado definirá todos los elementos necesarios para la aplicación de la Política Agraria Común.

José González trasladó que la Xunta coincide con el ministerio en que la planificación estratégica debe ser un proceso abierto, participativo y transparente en el que las comunidades autónomas tengan un papel esencial, especialmente a la hora de definir en cada territorio las intervenciones relativas al desarrollo rural. Por eso, la elaboración de este programa de actuación implicará a la cooperación y coordinación entre las administraciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.