El  Pazo da Crega (Barro) acogerá este fin de semana la novena edición de la “Emoción dos Viños” Un espacio acogedor para todos los devotos de los vinos que nos alegran las copas, para tragos e conversaciones con la gente que ama la esencia de los terruños en una copa, que buscan ir máis allá…
 Serán cerca de setenta bodegas procedentes de los cuatro puntos cardinales de la viticultura galaica, de Portugal y del resto de la península.

En esta edición queremos apostar con énfasis en los nuevos proyectos que laten en la viticultura gallega. Tendremos una docena de proyectos personales que están germinando por todo el país. Pequeños viticultores que con pasión empiezan a mostrar sús interpretaciónes de los diferentes terruños, con pocas posibilidades de hacerse escuchar sú voz y presentar sus vinos, y mucho menos compartir espacio con viticultores ya consagrados y bendecidos por el mundo del vino. Proyectos indispensables para la vida en el rural, semilla para el futuro de la viticultura.

El sábado 27 el horario será partido, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas mientras que el domingo será una jornada continuada desde las 11.00 hasta las 15.00 horas. El precio de la entrada será de 15 euros para el sábado, 10 para el domingo y 20 para las dos jornadas. Los asistentes recibirán una copa serigrafiada con la que podrán degustar todos los viños. Se instalará una tienda de vinos para todas aquellas personas interesadas en adquirir alguna botella.

La Emoción de los viños presentará vinos que van más allá, elaboraciónes especiales de un grupo de viticultores que representan con sús creaciónes vitivinícolas los mil matices de la viticultura. Mil ríos, mil riberas, mil valles, lugares y parroquias que representan tradiciónes diferenciadas, espacios únicos, paisajes de ensueño que estos vinos transmiten en cada trago, en cada aroma, desde la orilla del océano Atlántico hasta las vertijinosas pendentes, laderas, socalcos de la viticultura de montaña.

Defendiendo siempre con firmeza un vino producido desde el respecto, con un trabajo sostenible en la viña y con una clara idea de calidad y identidad por encima de la cantidad y mercado. Defendemos la sinceridad de los vinos limpios, de personas honestas, que respectan el entorno y al consumidor. Combatientes activos de la causa vitícola, reivindicando la expansión del placer y la alegría de beber vinos que hablan de territorios, de personas y de emociónes .

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.