«Galicia Calidade quiere ser la marca de la internacionalización de la economía gallega»

 

Evita por todos los medios arrogarse el mérito del éxito de Galicia Calidade, pero lo cierto es que en los últimos años gracias a su trabajo y el de su equipo, y el apoyo firme de la Consellería de Economía, esto sello ha trascendido del ámbito puramente comercial. Y es que Galicia Calidade ha conseguido algo inaudito en el campo del markentig: que muchos famosos y anónimos utilicen la marca para destacar todo tipo de aspectos positivos relacionados con la comunidad gallega. Referente en el sector gastronómico y turístico, la penetración de este sello de garantía sigue creciendo en el mundo del vino y, a pesar de la reticencia que muestran algunos, lo cierto es que la palabra Galicia vende, y más si va unida al concepto de calidad. En el año en que cumple un cuarto de siglo, Galicia Calidade está más de moda que nunca, es sin duda la marca ‘cool’ por excelencia.

 

Galicia Calidade cumple  25 años de vida y está más de moda qué nunca. ¿Qué pasa para que por esta marca no pasen los años?

Quizás es algo que los profesionales de la comunicación deberíamos analizar  y buscar esa respuesta. Yo creo que hay un punto de partida claro y es que fue una creatividad de marca excelente, siempre digo que si hubiese que hacer un ranking de las diez mejores marcas creadas en España, sin duda Galicia Calidade sería una de ellas. No se ha deteriorado, ni ha sufrido el paso del tiempo, lo que sí ha evolucionado es el diseño del logo, pero lo marca sigue ahí. 

Lo que hemos intentado hacer en estos últimos años fue rescatar un poco la fuerza de la marca, desde el punto de vista del marketing, de la publicidad, y creemos que algo se ha conseguido. Y aunque es cierto que hay un trabajo detrás, la propia fuerza de Galicia Calidade estaba ahí. 

¿Qué ha conseguido la marca?

Galicia Calidade ha conseguido dos efectos tremendos. Por un lado, unir el origen geográfico con la excelencia, con este concepto que busca todo el mundo que es la calidad y, por otra parte, se ha conseguido su popularización, la marca se aplica a todo y siempre de forma positiva. Por poner un ejemplo reciente de la penetración de la marca n la sociedad, te puedo contar que en su concierto de A Coruña, Mark Knopfler se despidió del público gritando “Galicia Calidade”. Fue algo espontáneo, no estuvimos con él, seguramente lo escuchó o lo leyó y le quedó grabado. Es la última manifestación de cómo la marca ha trascendido.

¿Las redes sociales han ayudado a darle esa trascendencia que tiene en la actualidad?

Es cierto que hay un  trabajo nuestro en las redes sociales, al que se suman miles de personas, famosos o no, que emplean la marca en sus comentarios y contribuyen de esta forma a hacerla más conocida. Siguiendo con la gente conocida, creo que hace un año la cantante Raquel del Rosario estuvo en Galicia y cada foto de playa que subía a su instagram, la acompañaba con un Galicia Calidade. Evidentemente, eso ayuda. Las redes sociales tienen la ventaja de que son un marketing diario y que llegan a miles de personas.

Galicia Calidade ya representa a 110 empresas y más de 400 productos. ¿Hacia dónde va la marca?

Gracias también  al impulso del conselleiro Francisco Conde y de la presidenta de Galicia Calidade, Sol Vázquez  se han conseguido dos objetivos en estos últimos años: volver a reforzar o retomar el marketing de la marca y abrirla a nuevos sectores, sobre todo el de servicios. En este sentido, creo que incorporar el sector turístico a Galicia Calidade (hoteles, restaurantes y casas de turismo rural) ha supuesto un hito en el camino de la marca. Además, lo importante es que responde a una petición de los propios empresarios, fueron ellos quienes nos pidieron entrar en el sello. El sector entendía que se trataba de una identificación fundamental. tanto para el reconocimiento de la calidad de sus establecimientos como, sobre todo, por un proceso de marketing de sus propios establecimientos y de sus productos. Y por nuestra parte estuvimos encantados de acogerlos, ya que consideramos al sector turístico como el gran escaparate de los productos gallegos. 

Así que con respecto a tu pregunta, queremos seguir defendiendo que Galicia Calidade sea una marca para todos los sectores de la economía gallega. Principalmente porque creemos que Galicia es su sector primario y la gastronomía, pero también es madera, es naval, es motor, es moda… Y lógicamente abrimos la marca a esos sectores. 

¿Y el gran reto de la marca?

Quizás deberíamos aumentar y crecer más en la presencia de empresas de gran volumen, puede que ese sea el gran reto para este último año y medio de legislatura, intentar la incorporación de grandes empresas.

¿Por qué son reacias estas grandes empresas a entrar en el sello?

Sencillamente, creo que no está en el ambiente. A nosotros nos gusta que la entrada en Galicia Calidade responda a una petición, no hacemos labor comercial  y quizás en esas empresas no hay ese planteamiento o esperan a que se lo propongamos. Estoy convencido de que la marca ayuda y cuantas más empresas o productos la incorporen, más alcance tendrá la marca y Galicia tendrá mayor proyección. El fin de Galicia Calidade es la promoción pero también la rentabilidad de las empresas y eso es un hecho, o  por lo menos así me lo transmiten. 

¿Quiénes fueron los primeros en confiar en ella?

La marca ha tenido una evolución y su creación, junto con el Xacobeo, fueron dos grandes inventos de Fraga. En aquel momento Galicia Calidade era la marca única de promoción de Galicia, lo amparaba todo, y eso se perdió un poco. Han nacido otras marcas y quizás en el primer momento sí fue algo más plural, pero desde el primer momento ya tuvo una preponderancia muy importante del sector primario, estamos hablando de empresas como Coren, Estrella Galicia, Aguas de Mondariz, Feiraco… 

El 2021 es Año Santo, ¿convivirán bien Xacobeo y Galicia Calidade?

Son marcas complementarias y que se pueden reforzar la una a la otra, claro. No cabe duda de que el motivo por el que más se conoce a Galicia fuera de España es por el camino, que tiene una fuerza tremenda. Nosotros abarcamos algo más, el caminos se ciñe a un ámbito concreto y Galicia Calidade se mueve más en el ámbito empresarial. Queremos ser la marca de la economía gallega y, sobre todo, queremos ser la marca de la internacionalización de la economía gallega. Evidentemente, aquí estamos para apoyar y colaborar en todo lo que podamos, tanto en relación con el camino, como lo que se haga de promoción en otras consellerías.

Para ser la marca de la internacionalización de la economía gallega se requiere de una buena dotación presupuestaria, ¿es así en el caso de Galicia Calidade?

En Galicia Calidade hemos vivido estos últimos años los ajustes aplicados a todos los departamentos de la Xunta, creo que con buen criterio y mucho sentido común. Ya me gustaría a mí disponer de las partidas que tenía en sus primeros años Galicia Calidade y poder hacer esas campañas que se hacían, o poder patrocinar aquellos equipos deportivos… Sinceramente, creo que rentabilizamos muy bien la marca, ayudados quizás por las redes sociales. En este sentido, la filosofía que aplicamos se podría resumir de la siguiente forma: no apoyar a pocas y grandes, sino a muchas y pequeñas. Nos gustar estar en todas partes  y nos encanta vincularnos con la cultura y el deporte porque son ámbitos que consideramos que tienen un eco tremendo.

Entre los productos certificados se encuentran varias marcas de vino gallego. Hubo gente que entendió que Galicia Calidade quería reemplazar a las denominaciones de origen

Creo que hay un desconocimiento absoluto de lo que es Galicia Calidade y en qué puede ayer. Ahora mismo hay presencia de la marca en las cinco denominaciones de origen y quizás lo que la gente no sabe, incluso profesionales del propio sector, es que nosotros somos una marca complementaria. Es decir, aquí no damos el sello de Galicia Calidade a una bodega que antes no esté en una D.O., es condición imprescindible para entrar. Así que podríamos decir que en este sector ayudamos más en el ámbito del marketing, de la promoción, que en el ámbito del control de calidad,  porque nos fiamos totalmente de los técnicos de las denominaciones de origen. Lamento que no haya más bodegas en Galicia Calidade, y esa “culpa” nos la atribuimos a nosotros en primer lugar porque no hacemos labores comerciales para captar más. Eso sí, las bodegas que tenemos con nosotros son muy buenas, de gran calidad, que exportan mucho y, evidentemente, la marca les ayuda mucho en este sentido. 

¿No ayudaría también la marca en la promoción exterior de los vinos gallegos?

Creo que sí, somos unas marca que podría amparar perfectamente todos los vinos gallegos, pero como bien sabes es un debate que siempre está ahí. Considero que sería mejor aunar todos los esfuerzos económicos en un solo nombre, que estar cinco peleándose por una penetración en el mercado exterior. Personalmente sí que defiendo una marca única de promoción, y después que cada uno se pelee por sus terrenos, lógicamente. Creo que esa marca paraguas podría ser Galicia Calidade, sería fantástico.

En su momento se habló de la entrada en la marca de todos los vinos de la Denominación de Origen Valdeorras, ¿en qué quedó ese tema?

Era algo más del estilo de un convenio de colaboración con ellos, aunque finalmente no cuajó debido también a que hubo un cambio en la presidencia de esta denominación. Y uno de los planteamientos que había era llegar a un tipo de acuerdo de carácter colectivo por el que todas las empresas que estuvieran en la D.O. pudieran estar en Galicia Calidade, siempre, lógicamente, que lo quisieran. Es un planteamiento que estamos abriendo ahora de incorporaciones individuales, pero de gestión colectiva. 

¿En qué consistiría?

Es algo que hemos hecho, por poner un ejemplo, con el sector las plantas. Con ellos hemos llegado a un acuerdo colectivo por el que pueden sumarse a Galicia Calidade todas las empresas que quieran, siempre y cuando estén ya en Planta Ornamental de Galicia. En el ámbito del vino estuvo sobre la mesa en Valdeorras y por parte nuestra sigue siendo un planteamiento abierto, pero de momento seguimos en la línea inicial de incorporar bodegas.

¿Trabajan en alguna nueva incorporación en este sector?

Todos los años se nos une alguna bodega, ahora, por ejemplo, tenemos pendiente la entrada de algunas, cuyo anuncio haremos en los próximos meses. 

Hace unos días, el cocinero Iñaki Bretal me decía que ser gallego era un sinónimo de calidad en la cocina, ¿es algo que perciben desde la marca?

Sí, desde luego que es así, es algo que nos llega y que nos dicen a menudo. Es cierto que Galicia es gastronomía, no lo podemos negar, incluso me atrevo a decir que el 95% de las peticiones que recibimos aquí de colaboración y apoyo en marketing van ligadas a productos gastronómicos. En todos los actos que hacemos colaboramos con nuestros cocineros de Galicia Calidade, Iñaki Bretal es uno de ellos, y siempre procuramos estar donde nos piden apoyando los productos que están dentro de Galicia Calidade.

Y por último, ¿están preparando algo para celebrar este 25 aniversario?

La verdad es que nos gustaría hacer algo especial a final de año, quizás una gala, y reconocer a todas esas empresas que se unieron a la marca al principio. Algo haremos, aunque evidentemente el alcance de lo que hagamos va a estar muy vinculado a temas presupuestarios.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.