La bodega valdeorresa Godeval abre su vendimia 2019 a primeros de septiembre y con unas previsiones muy positivas para esta cosecha. Las condiciones climáticas de este verano han sido de las mejores de los últimos años sin estrés hídrico ni tampoco olas de calor lo que ha propiciado una maduración ideal. Ahora esperan que las 2 o 3 semanas de vendimia puedan seguir con tiempo estable para que se cumplan las previsiones de una muy buena cosecha.

Los técnicos de la bodega apuntan a que esta fecha de inicio, 2 de septiembre, es la normal dentro del histórico de la misma, ya que la cosecha del 2018 se empezó un poco más tarde, a 12 de este mismo mes, y en el 2017 fue demasiado adelantada por las condiciones meteorológicas de aquel momento, el 25 de agosto. La recogida de la uva empezó esta mañana en la finca Pancho, una de las más antigua de la bodega que emprende su vendimia número 33 desde que empezó su andadura en el año 1986.

Vinos con más influencia atlántica

Los trabajos han empezado para convertir las uvas en un vino que según las previsiones tendrá un carácter más atlántico por las condiciones climáticas de este año y donde Las cepas están sanas y sin grandes problemas en su follaje lo que ha llevado a una buena maduración. Esta mañana ha entrado en bodega la primera remesa de una nueva añada que trae muy buenas sensaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.