El nuevo godello de la bodega ourensana está recién salido al mercado y se ha presentado ante prescriptores, hosteleros y medios de comunicación hoy, 25 de noviembre, en Santiago de Compostela. El acto contó con una cata del nuevo godello de Bodegas Godeval al que muchos expertos ya califican como una “pequeña joya”.

Este godello procede de una exhaustiva selección de uvas que han fermentado en barrica nueva de roble francés y con una posterior crianza en la misma con sus lías. Es una producción limitada a unas 900 botellas y que desde la bodega describen como una nueva expresión del godello, donde se ensamblan las principales características de esta variedad blanca y las notas que aporta la madera para convertirlo en un gran vino de guarda, es decir, que irá mejorando con el tiempo.

 

Godeval 1986, ¿cómo se ha elaborado esta pequeña joya?

Godeval buscando la diversificación y la excelencia de sus vinos, decidió en la vendimia del 2017 elaborar un vino de Godello fermentado en barrica nueva de roble francés y posteriormente criado en sus lías finas, durante unos 4 meses en la misma. Las características de la cosecha, uva bien madura y excelente sanidad, determinaron el momento de optar por la vinificación de este nuevo vino. Para ello, se recolectaron uvas de la finca Pancho, ubicada en las laderas del paraje de Xagoaza, procedente de viñas con más de 30 años, situadas en ladera orientada al sur con pendientes de un 15%, en suelos profundos formados por esquistos metamórficos de pizarra evolucionada de color parduzco, a una altitud de 470 metros.

Climatológicamente el año 2017 se presentó cálido, con escasa precipitación y ocasionalmente altas temperaturas, la brotación fue temprana y el cierre de ciclo vegetativo precoz, lo que llevó a un comienzo de vendimia en el mes de agosto, ofreciendo una cosecha de uvas totalmente sanas y bien criadas.

La madera elegida ha sido de roble francés, Quercus Petraea de grado fino, con alto contenido en polifenoles. La barrica ha sido construida con duelas obtenidas por hendidura, siguiendo los anillos de crecimiento anual del árbol, y con un tostado medio.

La barrica de madera no debe considerarse solamente como un envase, lo más importante es su aporte al vino de características positivas, debido a su constitución porosa que permite un intercambio gaseoso ordenado con el exterior, aportando pequeñas cantidades de oxígeno necesario para una correcta elaboración.

El resultado ha sido un vino potente y bien estructurado, que aguantará muy bien en el tiempo y dará muchas satisfacciones.

 

Ficha de cata Godeval 1986

A la vista presenta un aspecto cristalino, brillante, con un color amarillo verdoso, con trazas oliváceas.

En la nariz se aprecian aromas primarios de frutas de hueso como pavía, ciruela, además de la presencia de frutas de pepita como la manzana madura y pera. En profundidad, aparecen hierbas aromáticas del campo, con recuerdos a hinojo, tomillo, orégano y sotobosque. A todo esto, se suma el sauco, cedro y mantequilla por la crianza junto con una presencia mineral intensa. Aroma muy sutil y elegante.

Una boca vibrante, de paso fresco, enfatizada por el carácter de la godello en su paso. Con un retrogusto balsámico, amplio, sabroso y glicérico. Buena estructura y amplitud. Amargor final que lo alarga y colabora en la elegancia como en otros grandes vinos.

La madera hizo un gran trabajo sin cobrar protagonismo.

Maridaje

Un vino muy gastronómico que invita a beber tanto acompañado de platos sencillos, como elaborados y contundentes. Se recomienda servir de 9-12oC.

Botella

Disponible en botella de 75 cl. Estuche de 2 botellas.

Premios para el Godeval 1986

– Guía de Vinos, Destilados y Bodegas de Galicia 2019; seleccionado “Gran Oro 2019 de talla Internacional”

– Guía Vivir el Vino 2020: Elegido como mejor blanco de guarda de España en la lista de los 11 Magníficos 2020

– Guía Peñín 2020: 92 puntos añada 2018 y 93 puntos añada 2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.