La Bodega

Bodegas La Val nace en 1985, convirtiéndose así en una de las marcas pioneras de la Denominación de Origen Rías Baixas. Situada inicialmente en el Municipio de O Rosal, a orillas del río Miño, la finca denominada La Val, cultivó en sus orígenes las variedades de Albariño, Loureiro y Treixadura. La producción se traslada en el año 2003 a la Finca Arantei (Salvaterra de Miño), a una nueva y moderna bodega, equipada con las tecnologías más punteras del sector. El edificio que acoge la nueva bodega se encuentra dentro de una plantación de 35 hectáreas, con una superficie útil de 6.600 m2, de los cuales 3.800 m2 son ocupados exclusivamente por la bodega, y el resto destinados a otros usos, como hall, oficinas, salones para eventos, laboratorio, cocinas, salas de cata, etc. 

 

Viñedos

La Val ha sido de las primeras bodegas que ha apostado desde sus inicios por autoabastecerse con uva cultivada en sus propios viñedos. Los viñedos ocupan más de 50 hectáreas de terreno repartidos en tres fincas ubicadas en distintos municipios: Salvaterra de Miño y As Neves.

Arantei – Salvaterra de Miño. Año de plantación: 1989. Con una superficie de 35 hectáreas de viñedo Albariño, está situado en el municipio de Salvaterra de Miño. Posee un suelo arcilloso y con abundante canto rodado con un microclima característico del Condado, que hacen que la maduración de la uva sea excelente. 

Taboexa – As Neves.  Año de plantación: 1990. Esta finca, al igual que el resto de viñedos, está conducida en parra. La finca de Taboexa cuenta con 13 hectáreas de viña Albariño situada en el municipio de As Neves, a 300 metros de altitud. Su suelo es granítico y pedregoso y está orientado al suroeste con elevada pendiente.

Porto – Salvaterra de Miño. Año de plantación: 2012. Con una superficie de 5 hectáreas de viñedo Albariño, Treixadura y Loureiro, está situado en el municipio de Salvaterra de Miño. Representa una nueva apuesta por el viñedo propio y el autoabastecimiento. De características similares al de Arantei, ya que linda con esta finca. La primera vendimia se produce en el año 2015.

 

El Enólogo

José Mº Ureta Guzmán (Chema) Cuarta generación de vinateros navarros que fundaron en el año 1925 un almacén de vinos en la ciudad de Pontevedra dándose cuenta de que estos caldos mejoraban en grado y estructura a unos tintos autóctonos que poco perduraban en el tiempo.Después de muchas horas, días y meses llenando botellas de viejos bocois, decidió que lo suyo era esto de los vinos, así que después de licenciarse en CC Químicas por la Universidad de Santiago de Compostela, se fue a Madrid a cursar un Máster de Enología y Viticultura por la Universidad Politécnica de Madrid.Comenzó sus primeros pasos como enólogo en el grupo Faustino, en Oion (La Rioja Alavesa), pero una llamada de Fernando Bandeira (actual gerente y socio de Bodegas La Val), le hizo volver a su querida Galicia para hacerse cargo de los viñedos y de los vinos de Bodegas La Val, donde actualmente ejerce.Es además es miembro del panel de cata del Consello Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, así como miembro de la Cofradía do Viño e Espumosos do Condado y también Folla de Prata por la serenísima Cofradía do Viño Albariño Rías Baixas. 

 

Notas de Cata

Característico color varietal, amarillo alimonado en copa parada con brillantes y limpios reflejos verdosos con copa movida, con una lágrima fluida y de adecuada densidad.

En nariz es pura elegancia, reflejo de esta noble uva, intensamente floral con notas de heno fresco y manzana verde, mucha mineralidad varietal.

En boca es donde más se diferencia de sus vecinos del Ribeiro, gran frescura atlántica, natural y muy refrescante.  Es un vino seco, serio a la par que elegante, tremendamente mineral y salino, que seguirá evolucionando positivamente en la botella en los próximos dos años.

Monovarietal de Treixadura procedente de nuestra finca “Porto”, donde Bodegas La Val cosecha igualmente Loureiro y Albariño. La Finca está situada en el Condado de Tea, en Salvatierra, a orillas del río Miño y cuenta con suelos profundos de origen aluvial, con presencia de numerosos cantos rodados que aportan frescura en verano y calor en maduración. 

Adecuado para acompañar mariscos y pescados pero también magnifico anfitrión para quesos frescos, foie, aves y diferentes arroces y pastas. Se recomienda beber a 12 oC. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.