El Master of Wine español, Pedro Ballesteros, califica CORIMBO I como“un memorable ejemplo de gran sutileza y consistencia” en su artículo para Decanter, titulado Expressions of the Northwest Spain.

 

CORIMBO I 2014 es, para el Master of Wine español Pedro Ballesteros, un tinto “maravillosamente equilibrado que, más que impresionante como tal, es un memorable ejemplo de gran sutileza y consistencia”. Ballesteros recorre en su artículo de Decanter “Expressions of Northwest Spain” (Expresiones del noroeste español) las regiones de esta latitud, destacando los vinos de Ribera del Duero por su capacidad de afinamiento en botella, su longevidad y la región como una de las zonas que ha sabido dar vinos que forman parte de los grandes tintos clásicos del mundo.

De CORIMBO I 2014, el experto comenta que, con su elegante austeridad y refinamiento, propios de La Horra (lugar de donde proceden las uvas de tinta del país con las que se elabora), y con unfinal que califica de “estupendo”, Ballesteros está convencido de que “se beneficiará del envejecimiento en botella”, y considera que este tinto es “uno de los grandes éxitos de los productores de Rioja (Bodegas RODA en este caso) en Ribera del Duero”. Sobre lalongevidad de CORIMBO I 2014, recomienda beberlo entre 2020 y 2037 para disfrutar de su máxima expresividad. Lo sitúa en el top ten de una selección de 20 referencias.

RODA, en la cima de los tempranillos de Rioja

Decanter, una de las revistas más prestigiosas de Reino Unido, conocida mundialmente, recoge también la valoración de la Master of Wine británica Sarah Jane Evans, experta en vinos españoles.

Incluye a CIRSION 2016 en su sección “Evans’ pick, los 12 tempranillos que hay que probar”. La inglesa dice del tinto de Bodegas RODA que es “moderno y brillante, toda una declaración en forma de vino de una bodega que ha pasado años investigando la tempranillo. A diferencia de muchos de sus compañeros, solo tiene ocho meses de crianza en barrica, y muestra cerezas y ciruelas”, además lo considera como “un estudio de la tempranillo”.

Otro vino de Bodegas RODA, RODA I Reserva 1994, aparece en Decanter en la sección de “Wine Legends” (Vinos Legendarios en inglés), que firma Stephen Brook, quien hace un repaso porlas catas que se han hecho de este vino en fechas como 1998, 2016 y 2017, mostrando que, con el paso de los años, este tinto sigue siendo un gran vino. En 1998 mostraba “extracción y elegancia” y Thomas Matthews, citado en la reseña de Brook, recomendaba beberlo en 2005. Sin embargo, Sarah Jane Evans lo probó y reseñó en 2017 diciendo de él que “su edad lo ha dotado con una textura sedosa”, mientras destaca que es el único RODA que incorpora garnacha a su ensamblaje,consiguiendo un vino “lleno de vida”, según sus palabras.

Tom Cannavan lo prueba también en 2018 (citado igualmente por Brooks) y considera que tieneuna “fruta muy bonita en el paladar” y que posee, además, notas de cereza y grosella negra. “Su acidez”, comenta, “se suma a la sensación tensa y nerviosa del vino”, para concluir que tiene una “fabulosa longitud”.

El palmarés de RODA en Decanter añade otra medalla, la de Bodegas Roda SELA, el hermano pequeño de la familia en La Rioja, considerado como un vino cuya “calidez propia del roble secombina con una encantadora fruta roja; equilibrado, pero lleno de energía”.

Todas estas distinciones suponen un hito para Bodegas LA HORRA y Bodegas RODA, que persiguen la calidad y la expresión más auténtica de la variedad tempranillo en Ribera del Duero y Rioja.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.