«El turismo vinculado al mar no ha parado de crecer en Galicia»

 

Cada vez son más numerosas las personas que persiguen un turismo diferente, más consciente y conectado con la naturaleza. En Intramar ofrecen esa posibilidad a través de numerosas rutas y con un aliado espectacular, el «Chasula», un barco de pesca de 1959 reconvertido en aula-taller. Una iniciativa que aporta una  mirada diferente al medio marino, facilitando una inmersión en el patrimonio natural y cultural del entorno: fauna, flora, oficios, rutas, embarcaciones, gastronomía… Desde el «Chasula» podrás descubrir la riqueza y belleza de las rías gallegas, un espacio natural plagado de elementos singulares. De todo ello nos habla Isidro Mariño Cadarso, el corazón de este proyecto singular, en esta entrevista para Cepas y Vinos.

                

¿Cuándo nació el proyecto vinculado a «Chasula» y con qué objetivo?

Nació en el año 2003 y con varios objetivos. Entre los que consideramos más importantes: salvar la fisonomía de una embarcación característica de la pesca del cerco en Galicia; promover la salvaguarda patrimonial de embarcaciones significativas con proyectos de explotación económica de las mismas, bajo criterios de conservación e innovación empresarial; potenciar la carpintería de Ribeira y la madera en la conservación y mantenimiento de la flota de embarcaciones deportivas y de  ocio-pesca contribuyendo al mantenimiento del medio ambiente y mostrar la vida de los marineros como parte de nuestra cultura.

¿Bajo qué criterios se puso en marcha?

La idea era la recuperación integral del “Chasula” para devolverle la condición original de barco de pesca de acuerdo a su tipología constructiva y, posteriormente, adaptarlo como aula- taller para la  realización de actividades  empresariales relacionadas con el mar, la pesca y el medio marino. El “Chasula” es un barco construido en el año 1959 siguiendo la tipología de las embarcaciones para la pesca de cerco en las Rías Altas y  representa a una embarcación característica de la pesca en Galicia durante los dos primeros tercios del siglo pasado.

Hay que tener en cuenta que este tipo de barcos se extinguió en los años 60 para dar entrada a nuevos conceptos constructivos, por lo que hoy en día  constituye un exponente patrimonial de la historia de la pesca y da la construcción naval en Galicia. Además, es testimonio vivo de los procesos de cambio que experimentó la pesca artesanal e industrial en Galicia, así como de  la transformación de las embarcaciones tradicionales de pesca a remo y vela por las embarcaciones a motor, que se produce en Galicia a lo largo del siglo XX.

¿Qué es Intramar y quiénes conforman esta iniciativa?

Intramar S.Les un proyecto empresarial que nace también en el año 2003 con el objetivo de recuperar elementos patrimoniales marítimos para dedicarlos a actividades empresariales innovadoras, relacionadas con la promoción socio cultural de las actividades del mar y la pesca artesanal. Todo ello bajo criterios de una explotación sostenible.

El equipo técnico está formado por un grupo multidisciplinar de profesionales del mar formados en diversas áreas como: etnografía, biología, socorrismo acuático, construcción naval, atención a colectivos con diversidad funcional, guías del Patrimonio Nacional  Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, manipulación de alimentos… También contamos con la colaboración y asesoramiento de colectivos y entidades para la recuperación y protección del patrimonio marítimo, medioambientales, cofradías de pescadores, agrupaciones de profesionales del mar y de enseñanza, entre otros.

Intramar ofrece  diferentes rutas y varias actividades, ¿cuáles son las más demandadas?

Las relacionadas con turismo marinero, que son  rutas en las que mostramos  “actividades y técnicas de pesca y marisqueo, acuicultura, navegación” en las rías, ofreciendo el conocimiento del medio  natural en general. También nos demandan mucho las iniciativas relacionadas con la pesca deportiva y el avistamiento y observación  de aves y mamíferos marinos. En todas ellas la degustación de productos del mar  juega un papel fundamental su  puesta en valor hablemos de mejillones,  navajas, zamburiñas – volandeiras, berberechos, almejas, sardinas o xoubas, que solemos servir en diferentes presentaciones.

¿Qué tipo de personas les llaman para hacer un recorrido?

Pues hay de todo tipo ya que llevamos desarrollando las actividades desde el año 2005. Por nuestra experiencia, los jóvenes y las familias son más de la época estival y primavera, y vienen en grupos cerrados o únicos, mientras que los de mediana edad en adelante no suelen tener problema en incorporarse a otros grupos. También hemos  realizado desde despedidas de solter@s a cumpleaños o recibido a grupos de amigos para jornadas de pesca deportiva.

¿Además de españoles, de qué otros países proceden los viajeros?

En los últimos años, además de españoles, que vienen en gran número, hemos tenido a visitantes norteamericanos, franceses, finlandeses, ingleses y suizos.

¿El turismo marinero está en alza, han notado un aumento del interés  en los últimos años?

Sin duda, si cogemos como referencia los últimos siete años, por ejemplo,  podemos constatar que el turismo vinculado al mundo del mar no ha parado de crecer en Galicia.

¿Qué tipo de aves son las más comunes en la zona que recorren?

Entre las aves marinas más interesantes que pueden ser vistas mar adentro en el oeste de Galicia yo las clasificaría en tres grupos diferenciados: las más comunes  (Pardela cenicienta, charrán común, pardela balear, alcatraz atlántico); las medianamente comunes como Fumarel común, pardela sombría, págalo grande o el negrón común, y las poco comunes (Paíño de Wison, gaviota de Sabine, pardela capirotada o el págalo pomarino).

¿Qué es lo que más gusta de estas travesías marineras?

Evidentemente lo que más atrae es el medio natural y el propio barco. También juega a favor la posibilidad de participar en las actividades desarrolladas durante las rutas, así como el ambiente  que se genera entre los participantes, sin olvidarnos de la gastronomía, claro.

¿Y lo que más sorprende?

No puedo describir con palabras el momento en el que los delfines se aproximan al «Chasula» para saludar o el soplido de una ballena, son cosas que nos dejan sin aliento y que es mejor vivirlas.

¿Cuánto tiempo suele durar un recorrido a bordo del «Chasula»?

Depende mucho de la  ruta o actividades que hayas elegido, pero de media podríamos hablar de entre dos y 12 horas de duración.

¿Tienen algún proyecto nuevo del que nos puedan hablar?

Este año estrenamos ruta, la llamamos: “Ruta das illas e penedos». Es una propuesta indicada para todos los que quieran conocer los tesoros ocultos de esta tierra. A través del «Chasula» les será muy fácil fotografiar, avistar y disfrutar. Es un regalo visual y gastronómico que estamos seguros de que emocionará a los participantes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.