La campaña se desarrollará siguiendo el protocolo de prevención del Covid-19 elaborado por el Departamento de Salud del Gobierno vasco

La vendimia 2020 de Bizkaiko Txakolina dará comienzo oficialmente este viernes, 11 de septiembre, adelantándose dos semanas respecto al calendario habitual, debido a las buenas condiciones de maduración que presentan los viñedos después de una primavera y un verano con una climatología muy favorable.

Los primeros cálculos prevén que la cosecha 2020 será ligeramente superior a la del año pasado, en el que se recogieron 2.279.000 kilos de uva. En este sentido hay que recordar que, debido al Covid-19, el Consejo Regulador ha reducido para este año a 11.500 kilos el rendimiento máximo por hectárea, en lugar de los 13.000 kilos que señala el Reglamento de la D.O.

La vendimia se desarrollará por espacio aproximado de un mes siguiendo el Protocolo de Prevención contra el Covid-19 desarrollado por el Consejo Regulador de acuerdo con las directrices generales marcadas por el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, el Departamento de Salud del Gobierno vasco, Osakidetza y Osalan y sobre el que ya están trabajando desde hace unas semanas tanto el Consejo Regulador como todas las bodegas de la DO.

En cumplimiento de este protocolo, todas las personas que participen en las tareas de la vendimia deberán someterse a pruebas PCR en los OSIs de Barrualde-Galdakao, Bilbao- Basurto, Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces, y Uribe, que abarcan las distintas ubicaciones geográficas de las bodegas de la DO.

Además de las pruebas PCR, el protocolo contra el Covid-19 contempla una serie de medidas que se deberán cumplir tanto en los trabajos en el viñedo como en la bodega.

Los trabajadores prestarán especial atención en mantener en todo momento la distancia interpersonal, reforzando la utilización de la mascarilla, así como la organización en pequeños grupos de trabajo.

También es obligatorio el uso de guantes y el lavado frecuente de manos con agua, jabón y geles hidroalcohólicos.

Los participantes en la vendimia utilizarán siempre las mismas EPIs y material de trabajo, como tijeras, desde el principio hasta el final de las tareas, sin intercambiar herramientas entre compañeros. Si es imprescindible compartir material, éste será debidamente desinfectado, lo mismo que los vehículos que se utilicen tanto para el transporte como para el trabajo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.