Este miércoles, 7 de octubre, entraron en bodega las últimas uvas recogidas en la D.O. Ribeira Sacra en esta campaña, lo que da por finalizada la campaña oficialmente. A día de hoy, cuando todas las bodegas terminaron con la recogida de uva, los datos de kilos de uva por variedad son los siguientes:

Variedades tintas:

  • Mencía: 4.296.530 k
  • Garnacha: 134.607 k
  • Sousón: 112.462 k
  • Brancellao: 51.574 k
  • Merenzao: 50.072 k
  • Caíño: 28.424 k
  • Tempranillo: 25.024 k
  • Mouratón: 5.355 k
  • Grao Negro: 1.425 k

Variedades blancas:

  • Godello: 412.948 k
  • Albariño: 62.717 k
  • Treixadura: 44.125 k
  • Dona Branca: 8.875 k
  • Blanco legítimo 4.430 k
  • Torrontés: 3.060 k
  • Loureira: 2.511 k

TOTAL DE QUILOS RECOLLIDOS:   5.244.049

Después de que el 2019 fuera el año de la vendimia más abundante en la D.O. Ribeira Sacra, la campaña 2020 se cierra según las previsiones después de un año complicado, “Tuvimos una primavera muy lluviosa con unas temperaturas atípicas y los hongos atacaron más del normal. Fue un año complicado donde se cumplieron las expectativas de un año difícil con condiciones climáticas adversas. Después de la cosecha más abundante también la naturaleza se autorreguló y todo está dentro de lo esperado, con un poco menos de un 15% menos de cosecha de un año normal. 5 millones 244.049 kilos recogidos en una campaña con unas condiciones meteorológicas que contribuyeron al estado óptimo de la uva y a la fijación de su acidez,” afirma el Presidente del C.R.D.O.R.S., José Manuel Rodríguez.

Con todo la D.O. supera la cosecha del 2013 y del 2014 donde no se llegó a los 5 millones de kilos. En el 2015 se recogieron 6.227.365 kilos, en el 2016 se recogieron 5.585.306 kilos; en el 2017 fueron 5.515.694 y en el 2018 se llegó a 6.170.995. En el 2019 había sido la vendimia histórica de 51 días recogiendo uva para hacerse con más de 7.200.00 kilos.

La D.O. Ribeira Sacra deja atrás una vendimia temprana, sin superar a la del 2017 que comenzaba el 19 de agosto, y una campaña en la que se tuvo que enfrentar a la pandemia, como señala José Manuel Rodríguez, “La pandemia no tuvo incidente durante la vendimia, pero sí en el cuidado de las viñas; hay casos en que se trata de economías complementarias de gente que no está aquí y que tuvo problemas de desplazamientos para atender la viña. Por lo demás la vendimia comenzó antes y terminó antes con una uva en excelente estado sanitario y con muy buen grado porque en esta D.O. el tema de la maduración no es un problema.”

El año pasado tras finalizar la vendimia, la Denominación se preparaba para acoger la XXIV Asamblea General de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), en este año de pandemia toca seguir concentrados en un vino que el mercado nacional siguió demandando, “Ahora toca centrarse en cuidar el vino, que el vino que se metió en las cubas se mantenga y trabajar para el mercado y poder venderlo. Después de un año de ventas en el que la D.O. Ribeira Sacra fue un caso afortunadamente atípico en el mercado nacional e influyó menos que en otros lugares el tema de la Covid. A pesar de las dificultades supimos seguir estando ahí con un producto de alto nivel,” asegura José Manuel Rodríguez.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.