César Méndez, gerente Bodega Terras de Lantaño

“No descartamos otras variedades pero por ahora nuestra apuesta está al 100% con el albariño”

Lo que empezó siendo un pasatiempo se ha convertido en pocos años en una bodega de clara proyección internacional, y es que Bodegas Terras de Lantaño dedica ya el 60% de su producción a la exportación. Países como Bélgica, Irlanda o Canadá demandan cada vez más este albariño de gran calidad y con personalidad propia. Terrenos escogidos de Vilanova de Arousa, Meis o Portas acogen los viñedos en los que se trabaja la uva de Terras de Lantaño, Viña Cartín y Ruta 49. Las características del terreno y una correcta maduración de la uva consiguen el perfecto equilibrio entre acidez y dulzor, marca de la casa

IMG_4835-w¿Qué es Terras de Lantaño, cómo nació este proyecto?

Terras de Lantaño es Ramiro Martínez, que fue el que empezó todo esto un poco como un hobby pero que al final se ha convertido en un proyecto de donde ha salido la bodega y el despertar hacia el mundo del vino. Entre su padre y él plantaron viñedos y de esos inicios surgió posteriormente el tema de construir una bodega. Lo que empezó como un pasatiempo es hoy en día una empresa. La bodega nació como tal en el año 85 y hace unos diez años se hizo la nueva, que es en la que estamos ahora.

Ustedes apostaron desde el primer momento por un monovarietal, ¿realmente la uva albariño lo tiene todo?

No descartamos otras variedades, tanto en blancos como en tintos, pero por ahora nuestra apuesta está al 100% con el albariño.

¿Cómo fue el proceso de elección de nuevos viñedos, para sumar a los que ya tenían en el Valle del Salnés? ¿Qué tipo de terreno querían?

Ramiro siempre intentó que el vino fuera de su propio viñedo y la última adquisición ha sido una parcela de ocho hectáreas en espaldera y orientada hacia la Ría de Arousa, en una zona espectacular de vistas, de climatología y de altitud. Se tardó bastante en encontrar el viñedo porque buscábamos unas características concretas y en Rías Baixas no es fácil. Tuvimos que esperar bastante tiempo pero finalmente surgió este proyecto y se adquirió enseguida.

Han pasado ya 34 años desde la inauguración de la primera bodega y diez desde la apertura de las nuevas instalaciones, ¿qué diferencias hay entre una y otra?

Principalmente hemos ganado en capacidad y espacio, y también en la nueva tecnología que hemos incorporado en los últimos años. Estas son unas instalaciones totalmente nuevas, que conjugan lo moderno con lo tradicional. Se trata de una bodega abierta al público y al estar en la Ruta del Vino la verdad es que nos visita bastante gente. El año pasado pasaron por aquí unos 50 grupos, cada uno de ellos formado por unas 60 ó 70 personas, por lo que nuestras instalaciones también están orientadas a esa faceta de enoturismo.

¿Cómo definiría el Terras de Lantaño, de qué viñedos procede la uva de este vino?

Es un vino de dos parcelas, aunque de una de ellas sale el 98% de la uva, de la de Pazo Cartín que tiene tres hectáreas y la forman viñedos de más de 30 años. Lo que tenemos claro es que las parcelas con las que se elabora el Terras de Lantaño deben ser cepas viejas y que tengan un carácter especial para elaborar este vino. La otra parcela, que tiene una hectárea, tiene cepas de 50 años.

¿Y el Viña Cartín que nos ofrece?

El Viña Cartín es fruto de una mezcla de parcelas y lo elaboramos con cepas de entre 10 y 30 años.

¿Dónde están vendiendo sus vinos?

Un 60% lo exportamos y el resto lo vendemos en el mercado nacional y regional. Bélgica e Irlanda son los dos países donde más vendemos, aunque también se pueden encontrar nuestros vinos en Canadá, Estados Unidos, Francia o Alemania. Cada año salimos más fuera porque nuestros vinos gustan mucho.

Ustedes también ha apostado por la comercialización de licores y bebidas espirituosas, ¿cómo surgió este proyecto?

Fue algo que surgió como una continuación de una tradición ya que esto antes se hacía en muchas casas gallegas. Es un subproducto del vino y lo estamos comercializando como un complemento en la bodega. Nuestro licor café y nuestro aguardiente blanca ha llevado ya varios premios en Galicia y fue reconocido en 2012 como uno de los mejores de Galicia.

¿Cómo se presenta la cosecha de este año?

Ha sido un año complicado, ha habido varios factores en contra como el tiempo y las enfermedades, pero que nosotros conseguimos esquivar bastante bien. Habrá menos cantidad de uva que el año pasado, calculamos que casi un 30% menos, pro de calidad. La vendimia dependerá del tiempo que haga en esta última semana.

¿Algún proyecto para 2015 del que nos pueda adelantar algo?

Este año emprendimos un proyecto nuevo con la salida al mercado de una marca nueva que fue Ruta 49, que está teniendo gran aceptación. De cara al 2015 sí tenemos previsto también hacer cosas nuevas y de hecho hemos incorporado al equipo a la enóloga Rosa Pedrosa para emprender nuevos proyectos.

¿Por qué el nombre de Ruta 49?

Fue un vino que se creó a raíz de la adquisición de la finca nueva, la Santa Mariña, que es un terreno de ocho hectáreas que está en espaldera, y tanto la etiqueta y el nombre, que tanto han llamado la atención, responden al amor de Ramiro por los coches clásicos, mientras que el 49 es el año en que nació.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.