El Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Rías Baixas calificó como “Buena” la Añada 2014. Así lo ha desvelado esta mañana el presidente del Consejo Regulador, Juan Gil de Araujo, durante un acto promocional de los vinos de esta denominación celebrado en Madrid. Gil de Araujo explicó cómo “la meteorología de influencia atlántica condiciona año tras año la calidad, el estilo y también el volumen de las cosechas de Rías Baixas, y cómo la experiencia y sabiduría de los bodegueros y enólogos les permite aprovechar las dificultades de esta meteorología para sacar a la luz, cada año, lo mejor de nuestras variedades autóctonas: su frescura, su mineralidad y su elegancia”.

Desde el Panel de Cata del Consejo Regulador coinciden en señalar que los vinos de la Añada 2014 experimentan una mejora sustancial a medida que pasa el tiempo y su estadía en botella.

La valoración de la Añada es una de las funciones que la legislación gallega delega en el Pleno de los Consejo Regulador. En el caso de Rías Baixas, el acuerdo que adopta el órgano rector se sustenta en el informe técnico redactado por el Órgano de Control y Certificación del Consejo Regulador, responsable de la acreditación de los vinos, el cual justifica su decisión en las adversas condiciones meteorológicas registradas a lo largo de todo el pasado año y que dificultaron el ciclo vegetativo de la planta. “Las bajas temperaturas y las abundantes lluvias han condicionado tanto la maduración de la uva como su equilibrio organoléptico”, especifica el informe técnico.

Juan Gil de Araujo indicó que la calificación de la Añada 2014 como “Buena” demuestra que “esta decisión está avalada por una rigurosa política de calidad, lo que garantiza que las valoraciones sean “lo más objetivas posible”. El informe también detalla que a 31 de mayo de 2015 se habían verificado 7.015.151 litros, lo que supone un 43,33% del total de vino elaborado. Hay que recordar que el volumen de la cosecha 2014 asciende a 16.187.622 litros.

Por su parte, desde el Panel de Cata indican que “un año así, el trabajo en bodega es clave para resaltar las virtudes de nuestras variedades” y coinciden en que la Añada 2014 “es de una calidad global correcta”.

 tunelvinomadrid1-w 

Condiciones meteorológicas adversas

El tiempo en 2014 fue en España extremadamente complicado para la viticultura. En concreto, en Rías Baixas el ciclo vegetativo estuvo marcado “por menos horas de frío en invierno y una mayor pluviometría, especialmente durante la primavera y últimos días del verano”. Estas circunstancias “condicionaron la brotación y el índice de fertilidad del viñedo”, inferiores a los del año precedente y, además, dificultaron las tareas de vendimia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.