• Está prevista una reunión de trabajo entre Enesa, Agroseguro, la Xunta y las denominaciones de origen afectadas
  • La conselleira do Medio Rural señaló que el Ministerio analizará una rebaja fiscal a los afectados así como la posibilidad de financiamiento de circulante
  • Desde la Xunta se está elaborando una línea específica de créditos blandos para los viticultores afectados, así como unas ayudas para la replantación

La conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, trasladó a la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios la doble problemática que está padeciendo Galicia por la sequía y las heladas. El objetivo de Ángeles Vázquez es coordinar con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la estrategia a seguir y, en este sentido, el Gobierno central se mostró sensible a esta situación y abierto a buscar líneas de colaboración.

De hecho, Ángeles Vázquez adelantó que a lo largo de esta semana está previsto un encuentro entre Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), Agroseguro, técnicos de la consellería y las denominaciones de origen de vino afectadas por las heladas para analizar la situación de los seguros en el sector vitivinícola y explicar toda la información al respecto de la contratación de pólizas.

“El ministerio fue sensible con este tema en Galicia porque tras llevar varios meses en prealerta por sequía sufrimos una paradoja que no es habitual”, señaló la titular de Medio Rural. La conselleira pretende que se agilicen los pagos de aquellas explotaciones que tengan aseguradas sus tierras para favorecer su actividad económica.

Así, el Ministerio está analizando las posibilidades de colaboración, por ejemplo, a través de financiamiento de circulante y la unificación de los tipos de interés. Además, como ya habían anunciado beneficios fiscales en la actual campaña del IRPF para las zonas afectadas el pasado año por el granizo, también valorará, la petición de la Consellería do Medio Rural, rebajas para las áreas productoras de vino dañadas por las heladas para el próximo ejercicio. “El Gobierno dio respuesta el año pasado a nuestras demandas y creemos que también este año lo hará”, declaró la conselleira.

A este respecto hay novedades conjuntas para los ganaderos y agricultores de todo el territorio español, pero también específicas para cada comunidad autónoma. En el caso de Galicia, se atenuará la presión fiscal en las zonas vinícolas de Monforte de Lemos y Sober, en Lugo tanto para cubrir a los productores amparados en la DO Ribeira Sacra como los que no. En el caso de Ourense, los ayuntamientos beneficiados son O Barco de Valdeorras, Larouco, Monterrei, Oímbra, Petín, Rubiá y Vilamarín y tampoco en este caso están obligados a pertenecer a las DO.

Toda esta serie de medidas completarán las que ya se están articulando a través de la Consellería do Medio Rural, como la creación de una línea de créditos blandos específica para el sector afectado en coordinación con la Consellería de Economía, Emprego e Industria. Además, se está preparando una orden de ayudas para la replantación, de tal forma que todos los afectados que pierdan plantas, puedan tener producción en años venideros.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.