La conselleira Ángeles Vázquez se desplazó hasta Ciudad Real para asistir a la inauguración de esta feria nacional del vino y saludar a las más de 60 bodegas gallegas participantes

Se trata de la feria monográfica del vino más importante a nivel nacional, donde están presentes todas las denominaciones de origen de España

Las cinco denominaciones de origen vinícolas gallegas -Rías Baixas, Valdeorras, Monterrei, Ribeiro y Ribeira Sacra-, junto con la de Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia, están presentes en la Feria Nacional del Vino – Fenavin, que tiene lugar estos días en Ciudad Real y que cuentan con el apoyo de la Consellería de Medio Rural para la promoción y difusión de sus productos.

La propia conselleira Ángeles Vázquez se desplazó esta mañana hasta la ciudad manchega para apoyar con su presencia a los consejos reguladores la a las bodegas participantes, que este año superan las 60 entidades localizadas en dos stands contiguos. La titular de Medio Rural destacó que este tipo de certámenes son el instrumento perfecto para dar a conocer la calidad de los vinos gallegos a nivel internacional, ya que Fenavin se caracteriza por ser un certamen especializado en el negocio exterior con más de 60 países participantes.

 

El peso de este certamen está patentado, ya que sólo con ocho ediciones celebradas consiguió convertirse en la feria monográfica del vino más importante de España, siendo la única que ofrece una capacidad de negocio contrastada. En las últimas ediciones participaron más de un millar de bodegas procedentes de todo el territorio nacional, estando presentes todas las denominaciones de origen de España.

 

La titular de Medio Rural, que estuvo acompañada por la directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo, subrayó que precisamente la producción comercializada en el comprado exterior creció de forma espectacular, con un incremento en la última campaña 2015/2016 de un 69% respecto a la de 2010/2011. Ángeles Vázquez agradeció el trabajo constante de los cerca de 16.000 viticultores y 450 bodegas que, junto con los consejos reguladores, fueron quien de abrir mercados y situar a los vinos gallegos entre los mejores del mundo.

 

El Gobierno gallego apoya a los consejos reguladores mediante el alquiler del suelo del espacio, de 335 metros cuadrados, y le facilitará una ayuda del 70% sobre el coste del montaje del stand, que corre a cargo de las denominaciones de origen participantes. En este sentido, la Consellería de Medio Rural tiene una línea de ayudas a estos entes para la internacionalización de los vinos gallegos, que en los últimos tres años consiguió la cifra de más de 5 millones de euros; y otra línea para su promoción en terceros países (fuera de la Unión Europea) que este año cuenta con un presupuesto de 3,6 millones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.