• Para demostrar los conocimientos adquiridos, cocinarán con los mismos ingredientes con los que crearon el plato que les abrió las puertas de MasterChef. Además, se reencontrarán con sus parejas, familiares y amigos

  • En juego está hacerse con el Delantal Dorado, que otorga la inmunidad

  • En Santiago de Compostela rendirán un homenaje a los peregrinos que cada año dejan su huella en el camino. Contarán con los consejos de chef Pepe Solla (una estrella Michelin) y Paloma (finalista de MasterChef Junior) a la hora de cocinar un menú típico gallego

  • Los aspirantes tendrán que calcar la receta de los chefs Oriol Castro y Mateu Casañas, que durante 15 años trabajaron en El Bulli

  • El tiempo se agota y es el momento de demostrar que los aspirantes no son los mismos amateurs inseguros que entraron en las cocinas de MasterChef. Cocinarán con los mismos ingredientes que usaron en la última prueba del casting, con los que conquistaron el paladar del jurado y ganaron el delantal de MasterChef. Pero esta vez deberán crear un plato que demuestre toda la evolución y los conocimientos adquiridos en estos meses. Para recargar las pilas de cara a la recta final, se reencontrarán con sus parejas, familiares y amigos, que catarán sus platos junto a los jueces. El mejor ganará el Delantal Dorado, que le dará la inmunidad esta semana.Con el objetivo de contagiarles del espíritu de lucha de los peregrinos, los aspirantes viajarán a Santiago de Compostela, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1985. Divididos en los equipos elaborarán platos típicos de la tierra como el lacón con grelos, el pulpo con cachelos, el caldo gallego y la tarta de Santiago, con productos de Galicia Calidade. Todo un homenaje a los peregrinos que cada año dejan su huella en el camino. Además, contarán con los consejos del chef Pepe Solla (una estrella Michelin) y la inesperada visita de Paloma, finalista de MasterChef Junior 4.

    En la última prueba, imitarán el espectacular plato que llevarán los chefs Oriol Castro y Mateu Casañas, dos socios y amigos que después de trabajar intensamente durante 15 años en la cocina de El Bulli decidieron montar su propio negocio: el Restaurante Disfrutar (una Estrella Michelin), que ha revolucionado la cocina de Barcelona. Será un reto difícil, porque no solo tendrán que calcar la receta, sino que deberán poner en práctica varias técnicas culinarias muy complicadas. ¿Quién se quitará esta noche el delantal?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.