Esta mañana se celebró una reunión en la sede del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Ourense, en la que participo el Presidente de dicho Colegio, Manuel Rojo, el Presidente de la EVEGA, Juan Casares, el Presidente de la Asociación de Colleiteiros, Brais Iglesias, el Vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Vigo en Ourense, Juan Carlos Novoa e Isabel Delgado, Enlace del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas con la Facultad de Ciencias y miembro de la Junta Directiva de dicho Colegio.

 

Los presentes acordaron la necesidad de estudiar el uso de nuevas tecnologías para ayudar al sector vitivinícola. El cual lleva dos años experimentando grandes pérdidas por plagas y heladas, lo cual, sumado a una falta de relevo generacional, le está haciendo pasar por un mal momento, que incluso está poniendo en peligro su propia continuidad.

 

Por ello, se han expuesto diferentes puntos de vista de cómo ayudar al sector, y ahora se procederán a estudiar las ideas propuestas con los respectivos colectivos implicados en este proyecto, para entre todos buscar la viabilidad técnica del proyecto.

 

Se va a proceder a estudiar un proyecto, que constaría de varias fases, primero se crearía un servicio de Avisos Fitosanitarios, para alertar al sector de posibles plagas o posibles incidencias climatológicas. Para este fin, se instalarían sensores en puntos estratégicos, con los datos recogidos por dichos sensores adicionalmente a otros sensores que habrá en varios viñedos, junto a información adicional como tipo de suelo, histórico de tratamientos aplicados… se evolucionará a un servicio de Prevención Fitosanitaria. Con el objetivo último evolucionar a un servicio Solución Fitosanitaria, el cual no solo servirá de alerta y prevención, si no que, además usando la tecnología del Big Data, informará de las probabilidades de éxito puede tener cada tratamiento, basado en el feedback de toda la información recolectada.

 

El proyecto por tanto busca la sostenibilidad del rural e incrementar su productividad a través de la innovación. En caso de ser exitoso, conllevará la creación de puestos de trabajo especializados, entre otros motivos por la mayor profesionalización del sector, pero no solo en el viñedo, si no que como en Ourense ya existen empresas que se dedican a fabricar y comercializar sensores para el rural, estas podrían experimentar un fuerte incremento de la demanda y por tanto más carga de trabajo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.