Recién llegado de Valladolid, donde fue el único catador gallego del panel de expertos del Concurso Mundial de Bruselas, Luis Paadín nos contó sus impresiones del certamen, que este año no fue demasiado favorable para los vinos gallegos. También hablamos con él de cómo se siente tras recibir el Premio Especial del prestigioso concurso internacional Gourmand World Cookbook Awards por su Guía de Vinos, Bodegas y Destilados de Galicia. Colaborador habitual de Cepas y Vinos y de dos programas de radio en Ser Coruña y Radio Voz, Paadín asegura sentirse feliz, tanto por los logros personales como por el “momento dulce” que viven los vinos gallegos.

Antes de nada, toca darle la enhorabuena por el importantísimo premio que ha conseguido  su Guía de Vinos, Bodegas y Destilados de Galicia, teniendo en cuenta que, además, se trata de un galardón a nivel mundial  

Efectivamente, se considera el Oscar de este tipo de premios ya que es el mayor concurso  literario del vino y la gastronomía a nivel mundial. Y el premio especial, que  fue el que recibimos, es para nosotros más importante, si cabe, ya que el jurado nos eligió entre más de 10.000 libros de 211 países. Y tengo que decir que entre los miembros del jurado no había ningún español.

¿Cómo se consigue hacer una guía de tanta calidad, reconocida a nivel internacional, sin ningún  patrocinio, sólo con la colaboración de pequeños mecenas?

La verdad es que lo del micromecenazgo  nos ha funcionado muy bien y te puedo decir que hace unos días se agotaron todos los ejemplares de la guía, ahora sólo se puede comprar en librerías. La guía no es el trabajo de un día, detrás de ella está el trabajo de 25 años. Desde el primer momento tuve claro qué tipo de guía quería hacer que debía ser profesional, y así lo ha entendido también el jurado.

Además de la satisfacción personal y profesional que uno tiene al recibir un premio de esta magnitud, tampoco hay que olvidar que con este galardón el vino gallego también recibe un protagonismo

Yo creo que ese es realmente el premio, que la guía no es la guía de Luis Paadín o de Servino sino que es una guía que ha situado a los vinos de Galicia en un pedestal donde están otros que hacen referencia a los mejores viticultores del mundo. Galicia es un gran país en cuestión de vinos  y lo que ha hecho la guía es poner de manifiesto este hecho, dándole una trascendencia en este caso internacional. Por otro lado, una de las cosas que más nos ha enorgullecido es que es un libro coral, que todos los amigos y mecenas que han apostado por nosotros desde el primer momento, ahora se sienten incluso más contentos que nosotros, y de verdad que no es falsa modestia. Nosotros sabíamos que el libro era muy bueno, pero faltaba que lo dijera el resto del mundo. Creo que nos han premiado porque es un trabajo serio y riguroso,  y para llegar aquí hubo que contar con el apoyo de muchas voluntades que pensaban lo mismo y que creyeron que había que apostar de forma clara por el vino de esta comunidad.

Un broche de oro para estos 25 años de trabajo, sin duda

El mejor que podíamos imaginar. En este tiempo siempre hemos apostado de forma inequívoca por los vinos gallegos, no hemos dado bandazos, siempre lo hemos tenido claro. También es cierto que el vino gallego han mejorado mucho  y la guía es el reflejo del momento actual que están viviendo nuestros vinos.

Hace unos días en Valladolid fue el único catador de Galicia que participó como jurado en el Concurso Mundial de Bruxelles, ¿qué le pasó este año a los vinos gallegos que recibieron menos medallas?

En esta ocasión sólo estaba yo como catador de Galicia, pero en otras ediciones también participaba la gerente del Ribeiro, Cristina Alcalá, que este año no pudo asistir. Te puedo decir que en mi panel no hubo ningún vino de Galicia y cada miembro del jurado catábamos unos 200 vinos, de distintas zonas. En la pasada edición, en el panel que yo estuve nos tocó una tanda de 18 vinos de Rías Baixas y en mi panel, de lo más profesional que he visto, otorgamos 16 medallas a esos vinos. Este año, por lo que he oído comentar, no había nivel. Bueno, yo no creo que no hubiese nivel, lo que  pienso es que no tuvieron buena suerte en las tandas y en los paneles que les tocó. No creo sinceramente que la calidad de los vinos de Galicia haya bajado, ni que la cosecha de 2016 no mereciese más premios.

¿Y no le parece sorprendente que no hayan premiado con Medalla a ningún vino de Monterrei o de Valdeorras?

No es sorprendente, esto es estadística y no se debe a que no tengan calidad. En los premios de este tipo siempre se va a llevar más medallas Rías Baixas  o Ribeiro, de la misma forma que si fuera un concurso de una zona centroeuropea, seguramente Ribeira Sacra se llevaría más distinciones… Las bodegas saben y son conscientes de que tienen  que mandar sus vinos a los concursos que le son más proclives. Otra de las posibles explicaciones, y esto habría que analizarlo con un poco más de tiempo, es que realmente los vinos gallegos donde dan la cara es en su segundo o tercer año,  y creo que las bodegas se equivocan enviando los vinos del año, podrían haber mandado los vinos de 2015, y no del 2016. Seguramente hubieran obtenido más premios. Por otra parte, como Galicia tiene prácticamente la totalidad del vino vendido todos los años, afortunadamente, todo hay que decirlo, la inmediatez por estar en el mercado y por tener premios, quizás en ocasiones nos lleve a precipitarnos.

¿Puede ser que los catadores no hayan entendido bien las particularidades de los vinos gallegos?

Puede ser, es cierto que este año había  mayor presencia de catadores nacionales, en detrimento de otros países, y eso quizás no haya ayudado excesivamente a los vinos gallegos. Los catadores de fuera, en general, entienden mejor y aprecian la singularidad y la personalidad de nuestros vinos, para ellos esa acidez que los caracteriza es una virtud, algo que a lo mejor otros no han entendido.

En este concurso ha tenido la oportunidad de compartir experiencias y catas con otros grandes como Custodio Zamarra, Anna Vicens o Salvador Manjón, entre otros, ¿qué opinión tienen estos expertos de los vinos de Galicia?

Estamos viviendo todos un momento dulce. Todos reconocen que los vinos gallegos están en un momento álgido. Sin lugar a dudas todos están convencidos de que Galicia es una realidad en el mundo del vino y que su futuro será aún mejor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.