Los Masters of Wine asistentes disfrutaron el pasado viernes de una cata vertical de añadas seleccionadas desde 1955.

Desde el día 14 y hasta el 17 de junio ha tenido lugar en Logroño el IX Simposio de Masters of Wine, que por primera vez ha sido celebrado en España. Dentro de este marco, y aprovechando que algunos de los mayores expertos mundiales se encontraban en nuestro país, Bodegas Faustino convocó el pasado viernes a una selección de ellos para una cata de vinos escogidos entre algunas de las mejores añadas históricas de la bodega.

Participaron en la cata los siguientes Masters of Wine: la estadounidense Nova Cadametre, la australiana Neil Hadley, la noruega Aina Mee Myhrey los británicos Adrian Garforthy Jennifer Docherty.

El evento comenzó con el recibimiento de Lourdes Martínez Zabala– consejera delegada de Grupo Faustino – y Francisco Honrubia– director general de Grupo Faustino.

Tras probar una copa de Faustino V Blanco, los asistentes recorrieron la bodega de la mano de Rafael Martínezy Juan José Díez, enólogos del Bodegas Faustino.

La cata principal se desarrolló en los jardines de la bodega, donde se procedió a la degustación de los cinco vinos que forman parte de las añadas míticas de Bodegas Faustino: 1964, 1970, 1987, 1994 y 2001.

El excelente estado de los vinos, a pesar de su antigüedad sorprendió a estos profesionales que mostraron un gran interés en en los procesos de elaboración y conservación, y especialmente en las características del roble usado para su envejecimiento. El equipo de enólogos explicó el porqué de la evolución en el estilo y características de los vinos y las diferencias entre  elaboración de los Grandes Reservas del siglo pasado y los actuales.

La cena post-cata permitió a estos profesionales maridar estas añadas con alimentos típicos riojanoscomo menestra de verduras, pochas y chuletillas al sarmiento. La propia elaboración de la cena también supuso una clase practica de gastronomía en la que se explicó a los invitados los matices que aporta a la carne, ser cocinada con los sarmientos, practica desconocida en sus países de origen.

Como sorpresa final, en el momento de los postres, se les ofreció catar el vino más antiguo disponible en la bodega, un Faustino Gran Reserva de 1955, una de las añadas más recordadas en Rioja.Esta última cata maravilló a estos profesionales que agradecieron a la bodega la invitación y el trato recibido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.