Arroz meloso con codium y pulpo a la brasa

Ingredientes para 2 pax:

160 gr de arroz bomba

2 patas de pulpo cocidas

50 gr de codium fresco o de lata

1 chalota o cebolla pequeña

Aceite de oliva

Unas hebras de azafrán

450 ml de caldo de pescado o de marisco

Huevas de erizo

Sal

Pimienta negra

25 gr Queso curado gallego

 

Preparación:

Empezamos preparando el arroz, para ello en una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos la chalota muy picada, dejamos que se vaya cocinando y cuando empiece a estar transparente añadimos el arroz, freímos un poco y vamos añadiendo caldo poco a poco a medida que vamos removiendo y el arroz nos vaya pidiendo más caldo. El arroz se cuece en 15 minutos y 2  más de reposo.

Mientras cortamos las patas de pulpo a la mitad a lo largo. En una sartén antiadherente pintamos con un poco de aceite y pasamos las patas de pulpo para que cojan calor y un toque crujiente. Reservamos procurando que no se enfríe mucho.

Por otro lado en un bol con un poco del caldo de pescado ponemos el codium y trituramos todo hasta obtener una crema verde.

Esta crema verde la vamos añadiendo al arroz  cuando falten unos minutos para estar cocido. Añadimos unas hebras de azafrán. Añadimos un poco de queso curado y vamos removiendo para que nos quede cremoso. Probamos de sal por si fuese necesario.

Pasados esos 15 minutos retiramos el arroz y dejamos reposar un par de minutos.

Emplatamos dejando el arroz en la misma cazuela o poniendo en un plato. Colocamos encima las patas de pulpo, unas huevas de erizo y unos brotes verdes. Molemos un poco de pimienta negra y ponemos un poco de escamas de sal encima del pulpo.

Servir caliente.

 

Vino para acompañar:

Beade Primacía

En fase visual presenta color amarillo pajizo, brillante, con reflejos verdosos. Aroma potente, fino, elegante y complejo, rico en matices de marcada procedencia varietal, notas florales (a pétalos de rosa) y afrutadas (piel de cítricos y ciruela verde). En boca es intenso y equilibrado, con estructura, muy varietal, sabroso, largo y elegante, con un postgusto fresco y frutal. MARIDAJE: Por sus notas florales y cítricas, combina perfectamente con platos elaborados a base de pescados y mariscos en cualquier tipo de preparación: arroces, hervidos, a la plancha, etc. Al tratarse de un vino seco, elegante y con cuerpo, permite acompañar platos de carne, especialmente si en estos se han empleado frutos secos en su preparación. Conviene en este caso servir el vino a una temperatura mayor (10-12ºC), a fin de hacerlo más denso y untuoso.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.